facebook twitter youtube intagram
  • Algete

El Ayuntamiento de Algete se une a la recomendación de limitar el consumo de pescado con mercurio

Comer pescado es seguro y saludable, pero las embarazadas, las mujeres lactantes y los niños de menos de diez años deben evitar el consumo del pez espada o emperador, el atún rojo, el tiburón y el lucio. El consistorio se une a la última recomendación de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad, emitida el pasado martes 29 de octubre.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha actualizado su guía de consumo de pescado para prevenir posibles intoxicaciones por mercurio. Los expertos recuerdan que el metilmercurio (la forma orgánica del mercurio) es un contaminante medioambiental ampliamente conocido desde hace tiempo, y que está presente en gran parte de los productos pesqueros.

Estas razones han llevado a la Concejalía de Salud del Ayuntamiento de Algete a difundir la recomendación sobre las pautas de consumo recomendadas por las autoridades sanitarias. Vaya por delante que comer pescado es seguro y muy saludable, pero existen algunas limitaciones que el consistorio algeteño quiere dar a conocer entre sus vecinos.

¿Qué es el mercurio?

Es un contaminante medioambiental que puede encontrarse en nuestros alimentos debido a su presencia natural en la corteza terrestre y como resultado de la actividad humana. La forma en la que principalmente se encuentra presente en los pescados se denomina metilmercurio.

¿Por qué hablamos de mercurio en el pescado?

A partir de su liberación al medioambiente el mercurio está presente en aguas de mares y ríos y puede concentrarse, en proporción variable, en los pescados.

La cantidad de mercurio en los peces está relacionada con su posición dentro de la cadena trófica, por tanto, los peces depredadores, de gran tamaño y más longevos como el pez espada, tiburón, atún rojo o lucio tienen concentraciones más altas. Este fenómeno se conoce como bioacumulación.

Riesgos para la salud

El mercurio puede afectar al sistema nervioso central en desarrollo, por exposición directa tras el consumo de ciertos alimentos o indirectamente al poder atravesar la placenta. También puede estar presente en la leche materna. Por ello las mujeres embarazadas, o que estén planificando estarlo, así como aquellas en periodo de lactancia, junto con los niños de menor edad constituyen la población más vulnerable al mercurio.

¿Es seguro comer pescado?

Sí, comer pescado es seguro y saludable. En la legislación alimentaria europea existen límites máximos de mercurio que son de obligado cumplimiento y que, controlados por las autoridades sanitarias, garantizan un consumo seguro de alimentos por la población.

El consumo de pescado conlleva, además, efectos beneficiosos para la salud ya que aporta energía, es una fuente de proteínas de alto valor biológico y contribuye a la ingesta de nutrientes esenciales como el yodo, el selenio, el calcio y las vitaminas A y D. También tiene un buen perfil lipídico proporcionando ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3, que es un componente de los patrones dietéticos asociados con la buena salud, y pocos ácidos grasos saturados.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha asociado el consumo habitual de pescado durante el embarazo con efectos beneficiosos sobre el desarrollo neurológico en niños y con la reducción del riesgo de mortalidad por enfermedad coronaria en adultos.

Actualidad Algete