facebook twitter youtube intagram
  • Sierra Norte

CCOO reitera la petición de medidas para evitar atropellos de lobos en la A-1

Lobo atropellado en una localidad serrana este invierno (foto: CCOO Agentes Forestales)

El área sindical de CCOO de Agentes Forestales propone hacer pasos para fauna en los márgenes de la carretera así como reforzar el vallado perimetral.

Dos atropellos de lobos en la Sierra Norte en los dos últimos, uno en marzo y otro en abril, han empujado al sindicato CCOO de los Agentes Forestales a volver a pedir la puesta en marcha de medidas para evitar estos sucesos.

En ambos casos los atropellos tuvieron lugar en carreteras secundarias o directamente en los márgenes de la A-1 en pueblos de la Sierra Norte: el 11 de marzo en Madarcos, y el 5 de abril en Lozoya. También en ambos casos se trata de lobos jóvenes, de un año de edad, que murieron tras el accidente.

El delegado sindical de CCOO en el área de Agentes Forestales, José Luis Díaz, señala que "la A-1 se ha convertido en una barrera para animales como el lobo que se mueven por esas zonas".

"Los pasos para fauna son ampliamente utilizados en numerosos países europeos y pueden ser de diferentes tipos: en trinchera, mediante puente, con túneles, entre otros", señala Díaz que también propone la instalación de avisadores de presencia de animales en los márgenes de la carretera.

CCOO también señala que la instalación de pasos de fauna implica también medidas paralelas como "revegetar" las zonas por donde pasan los animales.

Por otro lado, el sindicato también ha incidido en la necesidad de instalar pasos canadienses en las fincas ganaderas para impedir que el ganado salga fuera de estas. "Es algo que ha ocurrido en los últimos años y que, al igual que la aparición de animales silvestres en mitad de la carretera, compromete la seguridad vial de los conductores", dice Díaz.

"Evitar que los lobos sean atropellados no es una cuestión baladí: como depredador natural, su presencia es vital para la recuperación de los ecosistemas y para el equilibrio ecológico" señala Díaz para añadir después que estos animales pueden controlar la población de cabras montesas.

El delegado sindical añade que el lobo ha ido recuperando terreno en las últimas décadas, aunque también advierte que "el animal no entiende de fronteras" por lo que debería haber una política común de todas las comunidades autónomas en cuanto a un plan de recuperación de animales protegidos, que analice y busque solución a las amenazas a las que se tienen que enfrentarse. Como es el caso de la necesidad de moverse en un territorio en el que a veces se encuentra con carreteras.

Actualidad Sierra Norte