facebook twitter youtube intagram
  • Colmenar Viejo

El alcalde de Colmenar pide accesos más ágiles en los desvíos provisionales a la M-40 y más frecuencia de Cercanías durante las obras

El alcalde de Colmenar Viejo, Jorge García Díaz, junto a los alcaldes de Tres Cantos, San Agustín de Guadalix, Manzanares El Real, Guadalix de la Sierra y el concejal de Medio ambiente de Soto del Real mantuvieron una reunión con la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento para abordar la situación en que se encuentra el puente de enlace a la M-40 sentido Este desde la M-607.

“Hemos trasladado al Director General nuestra queja por la ausencia total de información hasta haberle reclamado esta reunión, cuando nuestro propósito en todo momento ha sido informar a los vecinos del municipio que se ven atrapados en la carretera cada mañana sin saber hasta cuándo. Agradezco la amplitud de las explicaciones dadas en las que nos ha quedado claro que la plataforma del puente tiene que demolerse, sí o sí. Los pilares se van a quedar, pero toda la plataforma será sustituida mediante un procedimiento de contratación de urgencia que estiman de nueve-diez meses”, ha explicado el regidor, Jorge García Díaz.

Tras la exposición de los antecedentes con el inicio de la obra, que iba a ser de refuerzo de firmes, pero que ahora implica la demolición y construcción de una nueva plataforma, la Dirección General informó a los alcaldes de que va a actuar sobre la alternativa de cambio de sentido en Ventisquero de la Condesa y, aunque requiere un poco más de obra, también la que se da en la M-607 a la altura del polígono de Valverde. Se pretende crear lazos para agilizar el cambio de sentido y que los usuarios de la M-607 no tengan que pasar, por ejemplo, por rotondas. Jorge García Díaz en este sentido propuso que, al facilitar el tránsito de vehículos en el cambio de Sentido de Ventisquero de la Condesa, se amplíe el carril de aceleración para esos vehículos que contribuya a no crear otro punto negro de incorporación, así como que, en el acceso de M-607 a M-40 sentido A6, que con los balizados de obra etc. ha pasado de 3 carriles a uno, al menos tenga dos carriles que agilicen esa incorporación, suavizando el embudo que se produce en la M 607.

En relación a la alternativa de incorporación a la M-40 por el polígono de Valverde, el regidor solicitó que, desde el cruce con la M-40 que la carretera de Colmenar pasa de 3 a 2 carriles en sentido sur, se pinten 3 carriles provisionales mientras dura la obra para que se pueda fluir mejor hasta, al menos, ese enlace por Valverde.

“Nos han trasladado que las mejoras en el enlace por Ventisquero de la Condesa podrán utilizarse en unas 3 semanas y, las de Valverde en torno a 2 meses, por eso es fundamental que desde ya Cercanías busque la forma de incrementar las frecuencias en los trenes de la línea C4. Las soluciones que explicamos no van a ser capaces de acabar con el atasco de los más de 100.000 vehículos que cada mañana usan nuestra carretera y necesitan enlazar con la M-40, por eso es crucial que se mejore el transporte público, que se haga más atractivo para que el vecino pueda tenerlo en cuenta como alternativa real para su desplazamiento diario. Si las frecuencias de hora punta, ahora de 15 minutos, se bajan a 7, estoy convencido que para muchos será solución”, ha expresado el alcalde colmenareño, Jorge García Díaz.

- Publicidad -

Para que el flujo de comunicación entre Dirección General y los ayuntamientos ya sea continuo e, incorporando al Consorcio Regional de Transportes, que va a poder contribuir a dar soluciones de movilidad desde el fomento del transporte público, la reunión finalizó con el compromiso de la Dirección General de convocar en las próximas semanas una nueva reunión.

“Nos mantenemos vigilantes, la información recibida y propuestas intercambiadas han sido positivas, pero ahora deben aplicarse medidas, el día a día de muchísimas personas se ha convertido en una pesadilla con esta obra”, concluyó el primer edil de Colmenar Viejo, Jorge García Díaz.

Actualidad Colmenar Viejo