Madrid Norte 24horas

Switch to desktop

marketing digitalapps para android

Descubre a Benito Arias Montano, que dio cuenta de los ceceos y seseos andaluces en el siglo XV

● El humanista, hebraísta y escritor Benito Arias Montano centra la conferencia de la Universidad Popular "Carmen de Michelena" de Tres Cantos del viernes 13 de enero (19hs) en el Centro municipal 21 de Marzo.

● Además de catalogar los fondos de la Real Biblioteca de El Escorial, Arias Montano dio cuenta de fenómenos fonéticos como por ejemplo la evolución del "ceceo" y "seseo" andaluces.

benito arias montano defEl sacerdote, humanista, hebraísta, biólogo y escritor Benito Arias Montano, nació en Fregenal de la Sierra (Badajoz) en 1527 y murió en Sevilla en 1598 a los 71 años de edad. Fue uno de los eruditos más destacados de su tiempo.
Hizo sus estudios de lingüística, gramática, retórica y filosofía en Sevilla, que amplió más tarde en la Universidad de Alcalá de Henares, donde en 1548 recibió el título de bachiller en Artes, convirtiéndose, en 1552, en el primer poeta laureado por tal Universidad.
Se ordenó sacerdote y se retiró a la Peña de Alájar (Huelva) para dedicarse allí al estudio en profundidad de la Biblia. En 1559 la Inquisición prendió a Arias Montano, y le incoó un proceso del que salió indemne.
Concilio de Trento
Tras superar las pruebas de limpieza de sangre requeridas, ingresó en la Orden de Santiago en el convento de San Marcos de León. En 1562 el obispo de Segovia, Martín de Ayala, se lo llevó como teólogo al Concilio de Trento, donde habían ido acudiendo, los más prestigiosos teólogos católicos del mundo. Sus intervenciones en el Concilio, acerca de la eucaristía y el matrimonio, se basaron exclusivamente en textos bíblicos, y tuvieron un notable éxito por su erudición.
Biblia Regia
De vuelta a España en 1566, Felipe II le nombró su capellán. En 1568, el propio Felipe II lo hizo responsable de la Biblia quinquelingüe (latín, griego, hebreo, caldeo y siríaco) de Amberes, en la imprenta de Plantino. En Flandes residió desde 1568 hasta 1575, con el intermedio de un viaje a Roma en 1572 para lograr del Papa la aprobación de la Biblia Políglota. En 1575 volvió a Roma para defenderse de las acusaciones de sus enemigos, acerca de la ortodoxia de la Biblia Políglota, porque las innovaciones introducidas con respecto a la Biblia Políglota Complutense y, más aún, en relación con la Vulgata, levantaron los recelos de la Inquisición, y fue denunciado por León de Castro, si bien pudo ser finalmente editada en Amberes.
Sanctes Pagnino
Arias Montano corrigió la interlineal de Sanctes Pagnino, y formó un verdadero aparato bíblico con sus numerosas disertaciones sobre la Masorah, sobre los idiotismos hebreos, sobre el lenguaje arcaico, sobre pesos, medidas y monedas, sobre la geografía de Palestina, sobre arquitectura e indumentaria de los judíos, sobre la cronología, etcétera.
Otros trabajos bíblicos suyos fueron Comentarios a los doce Profetas Menores, a Josué, a los Jueces, a Isaías, etc. También una versión latina poética de los Salmos, conforme a la versión original en hebreo.
Biblioteca de El Escorial
En 1576 regresó a España, y al año siguiente, por encargo de Felipe II, organizó la Real Biblioteca de El Escorial, catalogando y dividiendo sus fondos. Tradujo al latín el famoso Itinerario del gran viajero medieval hispanohebreo Benjamín de Tudela y compuso numerosos escritos sobre los libros del Antiguo y Nuevo Testamento, tratados teológicos, filosóficos y científicos, cuantiosas traducciones del hebreo y un abundante elenco poético en latín y castellano. Amigo del gran poeta Francisco de Aldana, que le dirigió su famosa Epístola a Arias Montano; escribió 9 tomos de Antigüedades Judías (1593) en que trata de los nombres propios y comunes caldeos, hebreos, griegos y latinos que aparecen en la Biblia.
Retiro en Sevilla
En 1584 se retiró a Sevilla, tras rechazar un obispado y otras dignidades eclesiásticas que el rey le ofrecía, donde, cansado y enfermo, murió en 1598. Como dato curioso de la estancia de Arias Montano en Sevilla hay que mencionar su fina observación de los fenómenos fonéticos, pues, por primera vez en la historia, da cuenta de la evolución del "ceceo" y "seseo" andaluces.
Gran filósofo y eminente humanista
Marcelino Menéndez Pelayo le ha calificado de "gran filósofo, eminente escriturario, sabio humanista y dulcísimo poeta". Entre sus hábitos sobresalía la austeridad, la parquedad en las comidas, el poco tiempo destinado al sueño y la constante dedicación al estudio.

Actualidad Tres Cantos

Madrid Norte 24 Horas | Un desarrollo de Extramedia Comunicaciones.

Top Desktop version