facebook twitter youtube intagram
  • Tres Cantos

La verdad sobre “el manco de Lepanto”, al descubierto en Tres Cantos

● El historiador Marcos Mayorga Noval ofrece una conferencia sobre la vida militar de Miguel de Cervantes (apodado el "Manco de Lepanto") que luchó en dicha batalla y en la que perdió el movimiento del brazo por un trozo de plomo, pero no la mano

● La charla es el viernes 24 de febrero (a las 19 horas) en el centro municipal 21 de Marzo de Tres Cantos
lepanto miguel cervantes defEn realidad, el apodo que se da a Cervantes como "el manco de Lepanto" es erróneo: no era manco (ya que no se le cortó la mano izquierda) sino que perdió el movimiento del brazo cuando un trozo de plomo le seccionó un nervio del mismo en el transcurso de una batalla. Estaba, pues, tullido de la mano izquierda.
Aquellas heridas no debieron ser demasiado graves pues, tras seis meses de permanencia en un hospital de Messina, Cervantes reanudó su vida militar, en 1572. Tomó parte en las expediciones navales de Navarino (1572), Corfú, Bizerta y Túnez (1573). En todas ellas bajo el mando del capitán Manuel Ponce de León y en el aguerrido tercio de Lope de Figueroa, personaje que aparece en El alcalde de Zalamea, de Pedro Calderón de la Barca.
Después recorrió las principales ciudades de Sicilia, Cerdeña, Génova y la Lombardía. Y permaneció finalmente dos años en Nápoles, hasta 1575. Cervantes siempre se mostró muy orgulloso de haber luchado en la batalla de Lepanto, que para él fue, como escribió en el prólogo de la segunda parte del Quijote, "la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros".
El 7 de octubre de 1571 tuvo lugar la batalla de Lepanto, en la que participó formando parte de la armada cristiana, dirigida por don Juan de Austria, "hijo del rayo de la guerra Carlos V, de felice memoria", y hermanastro del rey, y donde participaba uno de los más famosos marinos de la época, el marqués de Santa Cruz, que residía en La Mancha, en Viso del Marqués.
En una información legal elaborada ocho años más tarde se dice:
Cuando se reconosció el armada del Turco, en la dicha batalla naval, el dicho Miguel de Cervantes estaba malo y con calentura, y el dicho capitán... y otros muchos amigos suyos le dijeron que, pues estaba enfermo y con calentura, que estuviese quedo abajo en la cámara de la galera; y el dicho Miguel de Cervantes respondió que qué dirían de él, y que no hacía lo que debía, y que más quería morir peleando por Dios y por su rey, que no meterse so cubierta, y que con su salud... Y peleó como valente soldado con los dichos turcos en.....

Actualidad Tres Cantos

hersamotor