Conecta con nosotros

Opinión | Eduardo Andradas

Pactar con liberales

Escrito hace

11 meses

el

Eduardo Andradas, portavoz Podemos Alcobendas

El 10 de septiembre de 1978, Adolfo Suárez era recibido en el aeropuerto José Martí de la Habana por Fidel Castro. Era el primer presidente del hemisferio occidental  y de un país con bases militares en su territorio de EEUU en Europa, en visitar Cuba. Un año después, España participó como observadora en la sexta cumbre de países no alineados celebrada en La Habana en 1979.

Suárez asistió a los funerales el  7 de mayo de 1980 del Mariscal Josip  Broz “Tito” ,presidente de la Yugoslavia Socialista. Depositando él y el ministro de exteriores de España, Marcelino Oreja ,dos coronas de flores ante la tumba del antiguo colaborador de las Brigadas Internacionales que combatieron en nuestro país.

José Manuel  Otero Novas, mano  derecha de Adolfo Suárez,  manifestaba en una entrevista  en la opinión de Coruña  «Estados Unidos nos envió el mensaje de que si no entrábamos en la OTAN se harían con Canarias». Otero Novas,  aparte de ministro de UCD fue portavoz del PP en el Congreso en la Comisión de presupuestos.

El propio Marcelino Oreja afirmaba que Adolfo Suárez era reacio a entrar en la OTAN y a restablecer relaciones con el estado de Israel y que la incorporación a la organización armada tendría consecuencias negativas.

La intención de Adolfo Suárez fue mantener a España al margen de la Alianza Atlántica. Y en las elecciones de 1982 exclamó,  “Los ricos temen a  Felipe (González) a mí me odian”.

Entre los fundadores del Centro Democrático y Social estaban Antoni Fernández Teixidó, ex miembro de la Liga Comunista. Eduardo Punset militante del PCE, en la clandestinidad, por lo que tuvo que exiliarse de España en 1958. Ramón Tamames, ex miembro del comité ejecutivo del PCE y fundador de Izquierda Unida, Raúl Morodo, diputado del Partido Socialista Popular. Carlos Revilla ex miembro del PSOE y la UGT en el exilio o Alejandro Rebollo, abogado del comunista Julián Grimau. Décadas después, Rebollo reivindicó la «integridad» del dirigente del PCE. Un pasado  muy neoliberal no parece que tenga ninguno.

El antecesor a una organización de “Centro” fue el Partido del Centro Democrático, de Manuel Portela Valladares, ministro de Fomento en un gobierno, García Prieto durante el reinado de Alfonso XIII, Portela siguió asistiendo como diputado a cortes republicanas  en las que participo entre 1937-39, saliendo al exilio con el resto del gobierno Republicano a Francia. Detenido por la policía nazi de la Gestapo estuvo preso en el castillo de IF.  Otras figuras liberales que apoyaron al Frente Popular contra Franco fueron Miguel Maura (Hijo de Antonio Maura) , Manuel Blasco (Miembro del Partido Liberal) , Álvarez de Mendizábal (Del Partido Republicano Radical), Ossorio y Gallardo (Del Partido Conservador y del Partido Social Popular)  o Rafael Guerra del Río (Partido Republicano Radical).  Liberales apoyando a Comunistas, socialistas y anarquistas.

En la Junta Democrática promocionada por el  PCE, plataforma de oposición al Franquismo se integró Rafael Calvo Serer en representación de los monárquicos liberales de Juan de Borbón.

El intento de restauración de la constitución de 1812 propicio el trienio Liberal del general Rafael del Riego, estos liberales llamados “Veinteañistas” en defensa de la revolución anti Fernando VII de 1820. Siguieron luchando tras la invasión Francesa que restauró el absolutismo en 1823, personas  como Mariana Pineda o el General José María de Torrijos, fueron asesinados por intentar que la constitución regresara a ser norma por parte de la España conservadora y Fernandina. Fueron predecesores y cimentadores del sexenio democrático de 1868 y la expulsión de Isabel II de España.

En 1943, el PCE del interior crea la UNE o Unión Nacional Española, ámbito que tenia de lema “Todos contra Franco y la Falange”, en su organización se integraron Manuel Giménez Fernández ex ministro de la CEDA, junto al General Riquelme que en durante el gobierno Radical Cedista ocupo diferentes capitanías generales.

El oleaje mediático Alcobendense giró estos últimos meses si una fuerza “centrista” y “liberal” podía pactar con “comunistas”  así denominaba  el Partido Popular a Podemos. Este pequeño repaso histórico indica que el liberalismo clásico e histórico español con quien busco pactos fue con republicanos (En el 2004 el CDS defendía la Republica Federal), antifascistas y el movimiento obrero  y estuvo enfrentado al absolutismo de Fernando VII, al conservadurismo de Isabel II, a la dictadura de Franco y a las posiciones anti soberanía nacional y por una política exterior propia no subordinada a los intereses geoestratégicos de EEUU. Pero claro  Blas Pilar líder de Fuerza Nueva, decía del gobierno  de UCD que  “permitían la exaltación del terrorismo” ¿No nos suena esto del presente?

Conclusión la lógica del liberalismo que parte de las cortes de Cádiz, siguen en el trienio liberal,  el bienio progresista de 1854-56, la “Gloriosa”, la II República, la oposición al Franco-fascismo  y la integración de España en la órbita de los países no alineados, es que busque alianzas con la izquierda. Lo que es anti-histórico que un partido liberal pacte con el PP o Vox descendientes del mismo tronco político de Fernando VII el de la década ominosa.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!

Opinión | Eduardo Andradas

La Represión Franquista en Alcobendas 1939-76

Escrito hace

2 semanas

el

21/06/2022
Eduardo Andradas, portavoz de Podemos Alcobendas

Eduardo Andradas.- 86 años del inicio de la guerra de España y 45 del fin de la dictadura, que la memoria aunque sea limitada por falta de datos no se pierda. Sabemos que estas líneas no le van a gustar a Vox de Alcobendas, por lo que manifiesta en los plenos, pero la justicia siempre se eleva de los adentros de la tierra.

El 19 de julio de 1936, Alcobendas amaneció en estado de guerra ante el golpe de estado faccioso, que en esta zona de España fracasó, incluido en nuestra  población. El 28 de marzo  de 1939 a las 13.00h fue tomado por la Quinta Columna armada de Falange el Ayuntamiento.

El primer detenido por las nuevas autoridades,  fue el último alcalde democrático Víctor Muñoz Galán en el mediodía del 1 de abril, se presentó la Guardia Civil en su domicilio de la Calle de Peligros (Luego Fermín Galán y hoy de Navarra) a proceder a su detención. Recordar que hubo otros Guardias Civiles que se mantuvieron leales al gobierno de Manuel Azaña y que pasarían a llamarse Guardia Nacional Republicana y después asumidos como Guardia de Asalto, permanecieron hasta el 28 de marzo en dependencias del consistorio custodiándole y en la Iglesia local acantonados.

En mayo de ese año, el nuevo Ayuntamiento de FET de las JONS, procedió a la sanción y (con despidos inclusive)  de seis funcionarios locales del consistorio, por su lealtad durante la guerra al gobierno de la República.

Mínimo dos vecinos de Alcobendas, se tuvieron que exiliar a Francia, buscados en España por la policía franquista por su lealtad a la Constitución de 1931, uno de ellos fue juzgado en rebeldía. Dos más asesinados confirmados tras sentencia judicial y otro más nacido en Alcobendas, Manuel Mateo López, que fue Alcalde de San Sebastián de Madrid (Hoy de los Reyes). La cifra se estima que ronda la docena de represaliados fusilados. Y dos desterrados (confirmados), que no pudieron regresar a Alcobendas hasta 1948.

43 vecinos y vecinas Alcobendanos y Alcobendanas son procesados por el tribunal nacional de responsabilidades políticas Franquista. 14 años pasó Hernán Aguado en los penales de la dictadura, por participar en una huelga de panaderos y en una posterior fuga del presidio durante la guerra. Era militante anarquista.

Se tiene confirmación de dos agresiones por parte de miembros de Falange local a ciudadanos de Alcobendas, tras regresar del frente por su pertenencia al Ejercito Republicano. Uno de ellos el Cabo Rodríguez García, fue golpeado en la Plaza del Pueblo.  A la vez un miembro de la JSU de la localidad de 16 años denunció que le dieron de tomar aceite de ricino, en la sede de FET-JONS en la plaza del pueblo en lo que hoy está ubicado el Banco Santander.

Fueron incautadas por parte de la dictadura, los locales y bienes del PSOE y de la UGT, de la Unión de Muchachas de la Juventudes Socialistas Unificadas, de Unión Republicana y de la CNT.

Pero la represión no terminó en los años cuarenta, Antonio Hidalgo, militante del PSOE alias “Ho Chi Minh” contaba que en 1975 fue golpeado en las dependencias de la Guardia Civil en la Calle Zaragoza del municipio, por repartir propaganda del partido. En 1970 fueron detenidos 4 militantes  de Comisiones Obreras por actividades sindicales ilegales y en 1971 uno más por ser integrante de la rama juvenil de CCOO.

También los militantes del Partido Socialista Obrero Español-Sector Histórico, recibieron la visita en 1975 de la Guardia Civil por supuestas reuniones clandestinas.

Pero el caso más sangrante es el de Francisco Madrigal, acribillado a balazos por la espalda a la salida del salón de baile “Villaluz”, por negarse a identificarse (Se dice que uno de los motivos fue porque llevaba el pelo largo)  ya que en ese momento no llevaba su DNI, salió corriendo y fue muerto en el acto.

En 1976 en la Iglesia de San Lesmes en una reunión clandestina, tras una redada policial fueron detenidos dos militantes del PCE. Y el que fuera edil de ese partido en la localidad, Artemio Fernández en 1979, pasó seis meses en la cárcel en 1974 por ser parte del comité de Huelga de Correos.

La represión de la dictadura sobre la oposición democrática es un pozo oscuro de olvido en nuestra ciudad. Habrá quien diga que esto es reabrir heridas y quien le responda que es mantener la memoria y la dignidad de las víctimas y que el recuerdo hace a las sociedades democráticas menos proclives a enfermar de dictaduras y de matones de estado.

PD: Pablo de Diego (Mi abuelo), desde 1939 al 44 preso, por auxilio a la rebelión. Teodoro De Diego (mi tío abuelo) 1939-41 detenido por auxilio a la rebelión. Joaquín Andradas (mi abuelo) de  abril de 1939 a julio de 1940 retenido sin juicio en diversos campos de concentración en Madrid, al ser capturado en la Casa de Campo al rendirse Madrid. Sebastián de Diego  (mi tío abuelo) desaparecido en el exilio en Francia, tras combatir en el ejercito Republicano. Aun así el Franquismo le juzgó y sentenció en ausencia.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Opinión | Eduardo Andradas

Alcobendas y su campo de aviación de la República

Escrito hace

1 mes

el

24/05/2022
Eduardo Andradas, portavoz de Podemos Alcobendas

Eduardo Andradas.- En la primera región área de las Fuerzas Áreas de la República Española (F.A.R.E), se ubicaba un aeródromo  complementario al de Soto del Duque (Algete) a escasos kilómetros del término municipal de Alcobendas se emplazaba este. El de nuestra localidad se localizaba a la izquierda de la actual Carretera de Barajas, por el camino de los Escobares. En esa época se establecía un pinar más pequeño que el de San Isidro a unos tres kilómetros de éste. Todavía en los años noventa existía algún pinus pinea y se le denominaba “Pinar del miliciano” por parte de la gente.

En 2006, recogí dos testimonios de paisanos de este pueblo, que me dieron declaración oral de la existencia de esta “Base aérea”. Mezclados con la leyenda me contaron que una chica Alcobendana se emparejó con un piloto “Ruso” (Soviético)  que visitaba la población  y salió con él durante un tiempo y que un tal “Paquilón” un día se subió a un avión y se dio una vuelta por los cielos del municipio. Durante la batalla del Jarama se indica en algún documento que tuvo bastante movimiento de misiones de combate por parte de los aviones (I-15 Polikarpov)  que se encontraban en él. Sabemos que en él existían cuatro bidones de gasolina que marcaban al atardecer la visibilidad del campo área para aterrizaje.

En un escrito aparece citado el “camino de las milicias” en esa demarcación. En septiembre de 1822 se tiene constancia de una unidad de milicia Nacional (Liberal) que se encuentra en la localidad que la liberan de los partidarios de Fernando VII, con ellos iban tropas del regimiento Alcántara. Los primeros se establecerán en Alcobendas a las afueras de la urbe.  El 15 de marzo de 1823, una columna móvil  al mando del comandante Juan Palacín estacionada en Alcobendas, se enfrenta y desarticula  una cuadrilla  absolutista  de 50 hombres dirigida por un tal Juanillo. La refriega dejó dos muertos y cuatro heridos y el combate se dio a caballo, sable, trabuco, fusil y carabina. En el choque armado destacan los constitucionalistas (Miembros de la Milicia Nacional local) Ramón y Anselmo Perdiguero, vecinos de la localidad y labradores. Las operaciones continúan hasta el día 17 y son apresados los últimos Fernandinos en las proximidades de Buitrago del Lozoya. El 18 de marzo una unidad mandada por el General Espinosa se estaciona en el término municipal. La  Milicia Nacional, compuesta de ciudadanos comprometidos con la Constitución de 1812 fue restablecida en 1820 en España. Regresando en 1836 a existir y vuelta de nuevo, bajo el gobierno de Emilio Castelar en 1873. El 30 de mayo de ese año, esa milicia se enfrentó en esa zona a una partida Carlista que intentó tomar Alcobendas. Puede que como hipótesis, que esos terrenos ya tuviera una denominación “miliciana” por esos voluntarios liberales.

Como dato curioso, Alcobendas tuvo constancia de aviones en su cielo azul, en 1911, cuando los pilotos Herrera y Alonso el día 22 de junio surcaron el aire de nuestra ciudad a mandos de Nieuport Francés e hicieron vuelo rasante sobre las casas blancas de la villa.

Todo el patrimonio histórico y su crónica han desaparecido de Alcobendas y pocos son los restos de su pasado. Es el momento de poner en valor, nuestras glorias y tragedias y hacerlas cultura y memoria y enriquecer la ciudad con el valor y el eco de su historia. Ello está en nuestro programa.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo