Conecta con nosotros

Opinión | Miguel Ángel Arranz

La gran vacuna social: el diálogo

A nadie sorprenderé al decir que el principal tema de conversación durante estos días en las calles de Alcobendas es la situación que estamos atravesando. De una forma sensata y sin hacer un análisis demasiado profundo podríamos deducir que la máxima preocupación de los vecinos es la situación sanitaria y las medidas que se están poniendo en marcha por parte de las diferentes administraciones, pero lamentablemente no es así, a esta lógica preocupación se suma una profunda rabia e indignación por la situación que se ha generado en la Comunidad de Madrid a cuenta de la crisis sanitaria.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!

Escrito hace

2 años

el

 Diferentes países Europeos incluido España, llevamos años fomentando el asociacionismo, la cultura de la participación ciudadana, la colaboración social intergeneracional, la colaboración económica público-privada, y un sinfín de espacios colaborativos con un solo objetivo, fomentar el diálogo y la relaciones interpersonales. Este trabajo resulta truncado cuando nos toca predicar con el ejemplo las diferentes administraciones, y no me refiero precisamente al ayuntamiento de Alcobendas, puesto que al igual que cientos de ayuntamientos hemos demostrado ser consecuentes con la situación vivida por nuestros vecinos y hemos organizado un frente común todas las opciones políticas.

La propia naturaleza de los ayuntamientos por ser la “primera” puerta en atender al vecino, nos ha hecho entender que cuando se trata de dar solución a un problema no sirven exclusivamente los posicionamientos políticos, no sirven las políticas de salón ni las políticas de manual, lo que realmente ayuda a nuestros vecinos , a nuestros comercios y a las PYMES son las políticas colaborativas.

Ciertamente, difícil nos lo están poniendo a los municipios las posturas maximalistas que practican algunas opciones políticas, todas ellas alejadas de querer dar una solución racional a la situación más allá de querer confrontar para ocupar un supuesto espacio de hegemonía en la resolución de una situación que a todas luces se complica día tras día.

No seré yo quien especule sobre la posible solución, puesto que este campo queda reservado a los expertos en materia sanitaria, pero lo que si me corresponde como vicealcalde y portavoz de Ciudadanos en Alcobendas es devolver la confianza a nuestros vecinos, puesto que a día de hoy se ha perdido.

Los Españoles y vecinos de Alcobendas ya no confían en nadie, perciben que ciertas opciones políticas utilizan su salud como moneda de cambio, ya no saben de quien fiarse, si del cierre parcial de la Presidenta Ayuso o el cierre perimetral del Presidente Sánchez, yo tengo claro que sea cual sea la mejor solución de las dos, cualquiera de ellas pasa previamente por buscar una gran vacuna social a través del diálogo para lograr profundos consensos como plantea el Vicepresidente Aguado y desde luego un consenso alejado de tribunales como acertadamente plantea Ciudadanos, será la única forma de avanzar.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!

Opinión | Miguel Ángel Arranz

Adivinen quien lo paga

Escrito hace

4 meses

el

11/04/2022
Miguel Ángel Arranz, concejal no adscrito del Ayuntamiento de Alcobendas

Miguel Ángel Arranz.- Lamentablemente y una vez más, el alcalde del tripartito que gobierna en Alcobendas veta una de mis propuestas para el Pleno del Ayuntamiento de Alcobendas. Presenté una propuesta para que las mociones que se aprueben en el Pleno de Alcobendas se ejecuten y se lleven a cabo. Una cuestión tan sencilla y normal, el señor Retolaza impide, me veta, me silencia una vez más para que no pueda debatirla en el Pleno del Ayuntamiento de Alcobendas. Una propuesta por cierto que se ha presentado en infinidad de municipios. Sin ir más lejos, en San Sebastián de los Reyes hace unas semanas se presentaba y se aprobaba.

Esta maniobra por parte del alcalde del tripartito que gobierna Alcobendas, lo único que pretende es crear una cortina de humo y desviar la atención en el Pleno de la rendición de cuentas sobre el desmesurado gasto de las comidas de los concejales del equipo de gobierno. Quieren desviar la atención para que pase desapercibido que la abultada cuenta de esos auténticos banquetes de los que disfrutan los concejales del equipo de gobierno, la pagan los vecinos de Alcobendas.

Unas “facturas de la vergüenza” en las que encontramos facturas del PSOE comiendo con los sindicatos, facturas del PSOE con asesores de Podemos, facturas del área de movilidad de Ciudadanos muy abultadas donde nos encontramos chuletones a 54€ y botellas de vino a 33€.

Y así lo he puesto de manifiesto, y me he quedado solo obviamente en el Pleno denunciando esta situación. También les he pedido a los miembros del equipo de gobierno que renuncien a cobrar esas facturas, que renuncien a cobrar esas «facturas de la vergüenza» que tenemos que pagar los vecinos de Alcobendas, pero se han negado demostrando así su falta de ética y de integridad.

Estas “facturas de la vergüenza” no son una práctica ni habitual ni mucho menos normal en los Ayuntamientos. De hecho, en mi época de Vicealcalde y de concejal de Urbanismo no presenté ni una sola factura de comidas, ni una sola factura en taxis, no tenía ni tan siquiera ese instrumento llamado “caja fija” que disponen todos los concejales de gobierno, el alcalde y el vicealcalde de Alcobendas, porque a mí No se me ocurre nada que el equipo de gobierno tripartito tenga que hacer comiendo en un restaurante y no se pueda hacer en un despacho del Ayuntamiento

Pues bien, después de todo esto, yo le digo al señor Retolaza que no me va a silenciar, no me va a callar, voy a seguir denunciando lo que no está bien, voy a seguir llevando la voz de mis vecinos al Pleno del Ayuntamiento de Alcobendas como llevo haciendo más de 10 años.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Opinión | Miguel Ángel Arranz

De Soñadores, historiadores y relatores

Escrito hace

6 meses

el

28/02/2022

Miguel Ángel Arranz.- “Si no esperas nada de nadie, nunca te decepcionarás” esta famosa frase de la poeta Sylvia Plath podría resumir perfectamente el Debate del estado de Alcobendas que recientemente hemos celebrado.

Lamentablemente, ni una sola propuesta nueva pudieron escuchar los vecinos de Alcobendas por parte del equipo de gobierno tripartito, desde luego no me corresponde a mí pedir disculpas a los alcobendenses, pero debería hacerlo el equipo de gobierno por el paupérrimo debate y casi “clandestino” al no retransmitirlo por el canal de Twitter oficial como siempre se hace con los plenos y así se hizo con el último celebrado hace más de tres años.

Un Alcalde relator, que durante cincuenta minutos nos hizo una relación de las medidas ya puestas en marcha durante los dos primeros años de gobierno limitándose a enfatizar el argumento “Estamos trabajando en todas ellas”, con mucho amor, cariño y buena armonía, ¡admirable!.

Un PODEMOS que nos volvió a dar una clase magistral de historia de nuestro municipio, desvelando para asombro de los presentes que “antaño Alcobendas se escribía con v”, grandísimo aporte para el avance de nuestra ciudad.

Un PSOE liderado por un soñador Sánchez Acera, nos confesó sus sueños más íntimos, sin aportar ni una sola medida nueva y queriendo arrastrar a su letargo permanente a nuestro municipio. ¿Por qué no cumplió esos sueños siendo alcalde?, saquen sus conclusiones.

Alcobendas no está para relatos, historias ni ensoñaciones como así demostró el tripartito, nuestro municipio necesita avanzar y con esa pretensión presenté dos proyectos muy concretos en materia de movilidad y en materia de vivienda.

Por un lado, la construcción de un intercambiador de trasporte intermodal, como punto principal de comunicación para nuestro municipio con conexión a Metro y con cabecera de todos los autobuses urbanos e interurbanos y acceso directo a un carril bus V.A.O directo a Plaza de Castilla que también solicité, además dotarlo de zona comercial para revitalizar el entorno de la “Menina” e igualmente cubrir una demanda recurrente del Consejo de la Juventud de Alcobendas, la creación de locales de ensayo.

En materia de vivienda, más allá de ejecutar las más de 600 viviendas públicas en alquiler que dejé proyectadas como concejal de Urbanismo, propuse la puesta en marcha de una nueva promoción de 30 alojamientos que podrían estar a disposición de los jóvenes de Alcobendas en dieciocho meses.

Alcobendas no puede ser un sueño para los miles de vecinos que se levantan a las 6 de la mañana para ir a trabajar, abrir sus negocios y sacar adelante a sus familias como nos dijo el Sr. Sánchez Acera, nuestra ciudad tiene que ser una realidad de iniciativas y avances sin historias ni relatos manidos del pasado. Cuenten conmigo para seguir trabajando.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo