Conecta con nosotros

Medio Ambiente

La contaminación del aire urbano en la ciudad de Madrid cae un 41% hasta octubre, aunque repunta al final del año

Publicado

el

  •  Los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) en la ciudad de Madrid cayeron un 56% durante el primer estado de alarma respecto a los valores medios de la década anterior. Este descenso se redujo al 30% en verano (21 de junio a 31 de agosto) y se ha mantenido en un 34% durante el otoño (septiembre y octubre).

  • El informe de Ecologistas en Acción ‘Efectos de la crisis de la COVID-19 sobre la calidad del aire urbano en España’, elaborado a partir de mediciones oficiales en 26 ciudades, concluye que la reducción drástica del tráfico ha provocado una mejora sin precedentes de la calidad del aire en las ciudades españolas, muy por debajo de los límites legales y las recomendaciones de la OMS, pero advierte de que estas mejoras pueden revertirse rápidamente con la vuelta a la actividad económica habitual.

Ecologistas en Acción .- En primer lugar, Ecologistas en Acción se solidariza con todas las personas que están padeciendo la pandemia y sus consecuencias, así como con los servicios públicos esenciales que están enfrentando la emergencia sanitaria y social.

El informe elaborado por Ecologistas en Acción analiza los datos oficiales de dióxido de nitrógeno (NO2) recogidos en 129 estaciones de medición, repartidas entre las 26 principales ciudades del Estado español (todas las mayores de 150.000 habitantes con más de una estación), entre marzo y octubre de 2020 y de los diez años anteriores. Muestra, por tanto, el efecto del confinamiento en la calidad del aire urbano, y la evolución de esta a lo largo de las diferentes fases de la desescalada y la “nueva normalidad”.

Las principales conclusiones para la ciudad de Madrid son las siguientes:

– Los niveles de contaminación atmosférica por NO2 en Madrid fueron un 41% inferiores en los ocho meses que van de marzo a octubre de 2020 que en la media de dichos meses de los diez años anteriores (2010 a 2019). La reducción media de contaminación por NO2 en las 26 ciudades analizadas en ese mismo período fue del 38%.

– Durante el primer estado de alarma (14 de marzo a 20 de junio) se produjo una reducción drástica de los niveles de contaminación atmosférica por NO2 en la capital, que alcanzó un 56% respecto al mismo periodo de la última década.

– El confinamiento propició que los valores de contaminación por NO2 registrados en la ciudad de Madrid en marzo, abril, mayo y junio de 2020 marcaran registros mínimos históricos para la actual red de medición de la contaminación (en funcionamiento desde 2010), manteniéndose en toda la red muy por debajo de los valores límite legales, incluso en las estaciones de tráfico más conflictivas, que vulneran dichos límites sistemáticamente.

– Durante el periodo de verano (21 de junio a 31 de agosto), tras el fin del confinamiento, el impacto de la crisis del coronavirus sobre la contaminación atmosférica en la ciudad fue menos acusado. La reducción de los niveles de contaminación por NO2 en 2020 respecto a los valores de los años anteriores fue del 30%.

– En los meses de septiembre y octubre de 2020 la reducción de la contaminación por NO2 fue del 34% respecto a la década anterior.

– El dióxido de nitrógeno (NO2) es el contaminante típico emitido por los tubos de escape de los automóviles, por lo que su evolución está directamente ligada a las emisiones del tráfico motorizado. Es esta su principal fuente en las ciudades y el principal factor que influye en la calidad del aire urbano.

– El NO2 provoca cada año en España alrededor de 6.000 muertes prematuras, según el Instituto de Salud Carlos III y la Agencia Europea de Medio Ambiente (datos del último año disponible, 2018). Es un gas irritante que agrava las enfermedades respiratorias y merma la resistencia a las infecciones. Diversos estudios están relacionando la mortalidad de la enfermedad COVID-19 con la contaminación atmosférica.

– La crisis de la COVID-19 demuestra que la reducción estructural del tráfico motorizado y los cambios en las pautas de movilidad son la mejor herramienta para rebajar la contaminación del aire en las ciudades.

– El final del periodo más agudo de la crisis no puede llevar a una vuelta a la normalidad en lo que a movilidad se refiere, y mucho menos a un aumento del uso del vehículo motorizado privado en detrimento de formas de movilidad más sostenibles.

– Se observan señales preocupantes. Durante el mes de noviembre (no incluido en este informe) se ha producido un repunte generalizado de los niveles de contaminación por NO2 registrados en la red de medición de Madrid. Los datos de noviembre de 2020 fueron peores que los de 2018 y 2019. Además, a pesar de la intensa reducción de la contaminación provocada por la crisis del coronavirus, la estación que tradicionalmente exhibe los peores registros, Plaza Elíptica, se encuentra al borde de superar el Valor Límite Anual de NO2 en 2020. De ser así, la ciudad de Madrid vulneraría la legislación europea de calidad del aire también en el año marcado por la pandemia de COVID-19. Algo que no ayudará en la causa que tiene abierta España ante el Tribunal de Justicia de la UE por vulneración de la directiva europea de calidad del aire. Queda por delante el mes diciembre, tradicionalmente el peor mes del año en cuanto a la contaminación por NO2, que suele estar muy influenciado por la movilidad asociada a la celebración de la Navidad.

Para evitar la vuelta a patrones de movilidad insostenibles, Ecologistas en Acción propone que en la nueva normalidad se establezcan y consoliden buenas prácticas como la compra de proximidad, el teletrabajo voluntario, la administración electrónica o el escalonamiento de horarios laborales. Además, debe potenciarse la movilidad activa peatonal y ciclista, cediendo más espacio para estos medios y estableciendo el límite de velocidad urbana en 30 kilómetros por hora, como primer paso hacia la implantación de zonas de bajas emisiones ambiciosas en todas las ciudades mayores de 100.000 habitantes.

Puedes leer el informe completo aquí. 

Medio Ambiente

Mojones, puentes, edificaciones… el patrimonio histórico-cultural de las vías pecuarias madrileñas corre serio peligro

Publicado

el

Puente de la marmota,Colmenar Viejo

Ecologistas en Acción denuncia que las vías pecuarias madrileñas cuentan con un valioso patrimonio histórico y cultural, como son ermitas, puentes, fuentes, abrevaderos, etc, que se encuentra olvidado y abandonado.

Desde 2019, Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid está solicitando al Gobierno regional que realice el inventario de bienes existentes en las vías pecuarias y el correspondiente plan de uso de los mismos, para que éstos no sufran deterioro o desaparezcan.

«Ante la desidia de la administración regional», explica Ecologistas en Acción, ha iniciado un estudio, en el que hasta la fecha, se han identificado 127 elementos. Una pequeña muestra de lo que en realidad hay.

Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid lleva una década recorriendo sistemáticamente las vías pecuarias de la región, detectando problemas, pero también conociendo su rico patrimonio. En los centenares de kilómetros recorridos se han detectado numerosos elementos que son bienes públicos, ubicados en las vías pecuarias madrileñas. Estos bienes no se encuentran inventariados, lo que supone que la administración competente que es la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, desconoce cuántos son, dónde están y en qué estado se encuentran. Tampoco cuentan con un plan de conservación, uso y vigilancia que permita su adecuado tratamiento y evitar su deterioro y pérdida.

España, es el único estado del mundo que posee un sistema de caminos pastoriles de dominio y uso público, las vías pecuarias, que atesoran una ingente cantidad de elementos del patrimonio inmueble, mueble, inmaterial, etc de gran valor histórico-cultural. La conservación de este patrimonio sería un importante recurso cultural para los municipios de la reunión.

Algunos bienes localizados

Bienes inmuebles de valor histórico-cultural y funcional (ermitas, eremitorios, fuentes, abrevaderos, puentes, tapias históricas, etc.). Por ejemplo la Ermita de San Isidro en el Descansadero de la Dehesilla del Retamar, en Alcobendas, chozos de pastores en el Cordel de las Merinas, en los términos de Ambite, Orusco de Tajuña y Brea de Tajo, etc.

Bienes muebles vinculados a los actos administrativos de clasificación, deslinde y amojonamiento, algunos de gran valor histórico-cultural: mojones, señalizaciones, etc. Algunos ejemplos son el mojón de la Cañada Real de Madrid, actualmente Plaza de la Independencia en la calle de Alcalá, en la ciudad de Madrid.

Elementos del patrimonio inmaterial como el uso ganadero, las romerías, las caballadas, que usan las vías pecuarias y elementos del patrimonio histórico-cultural existente en las mismas: ermitas, puentes, etc. Como la Romería de la Virgen de la Alarilla que recorre cinco kilómetros de la Cañada Real Soriana Oriental, en Fuentidueña de Tajo.

Itinerarios y caminos históricos; histórico-religiosos; proyectos de recorridos temáticos de gran recorrido (Caminos Naturales); diseño de Senderos GR, PR, SL; así como rutas e itinerarios de Ayuntamientos y otras instituciones que utilizan las vías pecuarias madrileñas y sus elementos inmuebles y muebles de valor histórico-cultural y funcional como apoyo a estas rutas de interés turístico y recreativo. Un ejemplo es el Camino al Real del Monasterio de Guadalupe, que se inicia en Titulcia, en el Cordel de la Galiana y llega hasta el límite con Toledo.

Parques, jardines y zonas caninas construidos por los Ayuntamientos en las vías pecuarias sin autorización de la Autoridad en materia de vías pecuarias, que hay que encajar legalmente y autorizar, deteniendo su proliferación. Como el parque de la Visera en la Colada de Chiloeches, en Santos de la Humosa o el parque de los Miradores, construido en la Vereda del Pozo del Perdigón y Cerro de la Nieve, en Torrejón de Ardoz.

Continuar leyendo

Medio Ambiente

Los bañistas (y su basura) no se van de La Pedriza, a pesar de las prohibiciones

Publicado

el

Suciedad en La Pedriza

Hablamos con la Asociación SOS Pedriza que denuncia el estado en que se encuentra el río Manzanares a su paso por La Pedriza y el municipio de Manzanares el Real. Señalan que las pozas de Cantocochino y El Tranco reciben cada fin de semana a multitud de bañistas, a pesar de estar prohibido el baño desde 2016 y que además estos dejan a su paso problemas de convivencia, basura y desperfectos.

Además mencionan los problemas de masificación por tráfico de vehículos que sufre la zona y la inexistencia de baños públicos en una zona con una afluencia tan multitudinaria de visitantes.

Piden al Ayuntamiento de Manzanares El Real, a la Comunidad de Madrid, y también a Agentes de la Policía Municipal, Cuerpo de Agentes Forestales y miembros del Seprona, que hagan cumplir con la ley que prohíbe estas acciones. «Todos los años los mismos problemas y la misma falta de medidas reales y efectivas que se cumplan y se hagan cumplir», concluye el comunicado.

Continuar leyendo