logo onda cero

ESCÚCHANOS ONLINE

Medio Ambiente

En el Día de la Tierra: Amigos de la Tierra reclama una ley de residuos transformadora

Escrito hace

1 año

el

  • En el Día de la Tierra, Amigos de la Tierra pone el foco en la necesidad de atajar la alarmante situación de los residuos en España.
  • La organización reclama una Ley de Residuos que promueva la prevención, la reutilización y el reciclaje de alta calidad y consiga que España deje de quemar y enterrar casi el 70% de sus residuos domésticos.
  • Los residuos son los grandes olvidados del medio ambiente, a pesar de contaminar suelos y agua, contribuir al cambio climático y suponer el desperdicio de recursos naturales finitos.

Hoy Día de la Tierra, 22 de abril, Amigos de la Tierra reclama al Gobierno una Ley de Residuos y suelos contaminados transformadora que responda a la alarmante situación de los residuos en el Estado. Una Ley que impulse el desarrollo de medidas efectivas que pongan fin a la gestión nefasta que se ha hecho de los mismos a lo largo de todos estos años.

España está a la cola de la gestión de residuos en Europa, tanto en reciclaje, como en separación en origen de los residuos, tratamiento de la materia orgánica, o promoción de la reutilización y la reparación. Si hablamos de la Comunidad de Madrid, Marian Lorenzo, responsable del área de recursos y residuos de Amigos de la Tierra en esta comunidad, señala que la situación es aún peor: el porcentaje de residuos que acaba incinerado y en vertederos supera el 80%, no se vislumbran cambios en la gestión de los residuos que conduzcan hacia un modelo que respete la Jerarquía Europea de residuos que prima la prevención y la reutilización, y se carece de las infraestructuras adecuadas a ese cambio de modelo que necesariamente pasa por una descentralización en el tratamiento.

Es muy preocupante que, a pesar del cercano colapso de la gestión de los residuos en la Comunidad de Madrid, con vertederos colmatados, ampliaciones en contra del sentido común, pues lo que se requiere son políticas de prevención  ampliaciones de vasos de vertido contrareloj y que no llegan a tiempo, una incineradora que aumenta la cantidad de residuos que trata cuando debería estar en proceso de retirada hasta su clausura, la situación no parece preocupar a quiénes deben trabajar en dar soluciones puesto que el camino que emprenden no hace sino dar continuidad a políticas ya demostradas ineficientes y obsoletas, además de costosas.

El Gobierno tiene ahora la oportunidad, aprobando una Ley de Residuos ambiciosa a la que debe acompañar un Real Decreto sobre envases que no puede quedarse atrás. Se necesita un giro radical en las políticas actuales para que dejen de ser un obstáculo hacia la transición ecológica y garanticen soluciones eficaces y respetuosas con las personas y el planeta.

El tratamiento de vertido e incineración de los residuos municipales, cuya gestión en el Estado español alcanzó en 2019 la emisión de casi 15 millones de toneladas de CO2 equivalente, sigue representando el destino principal de millones de toneladas de residuos que se generan cada año, con un fuerte impacto sobre los ecosistemas, la salud de las personas y la situación de emergencia climática (1). Además, este escenario sitúa a España en un claro incumplimiento del objetivo marcado por la Unión Europea de alcanzar el 50% en reutilización y reciclaje en 2020, y así lo ha denunciado Amigos de la Tierra junto a otras 15 organizaciones de la sociedad civil que han demandado a España ante la Comisión Europea (2).

La ley de Residuos debe priorizar la prevención con medidas concretas encaminadas a evitar que los recursos se conviertan en residuos. Combatir la obsolescencia programada, reducir de forma radical la cantidad y la toxicidad de los plásticos o facilitar la reparación y reutilización de los productos son algunas de las medidas transformadoras que están ausentes en los borradores de la futura ley.

El nuevo marco debe también desplegar todo el potencial de la materia orgánica en la protección de los suelos y en la lucha contra el cambio climático. Para ello, se deben fomentar sistemas de recogida selectiva en origen más eficientes como el puerta a puerta o el quinto contenedor con llave, y modelos de tratamiento descentralizados, como el compostaje doméstico y comunitario, el agrocompostaje y el compostaje en pequeñas plantas.

Amigos de la Tierra señala a su vez que el cambio indispensable del actual modelo basado en el “usar y tirar” hacia una verdadera “economía circular” requiere responsabilizar a las empresas, que son quienes inundan el mercado con productos de vida útil muy corta y productos que no se pueden reutilizar o reciclar. De esta forma, la ley debe establecer requisitos de ecodiseño y obligar a éstas a hacerse cargo de los residuos que han generado con sus productos.

Por ejemplo, simplemente limpiar ciudades y pueblos de envases de un solo uso abandonados cuesta a las personas contribuyentes entre 496 y 744 millones de euros al año (3). Hasta 529 millones de euros están asociados a los envases de bebidas, que podrían reducirse hasta un 80% con la implantación de un sistema de depósito.

Adriana Espinosa, responsable de Recursos naturales y residuos en Amigos de la Tierra denuncia que “la industria, quien se beneficia del actual modelo lineal, lleva años presionando para evitar cualquier modificación en los sistemas de gestión de residuos, tal y como están haciendo ahora para lograr una normativa a su favor”.

En este contexto, con la reforma de la Ley de Residuos, el Gobierno tiene ante sí una decisión clave: seguir apuntalando un sistema con beneficios para unos pocos y graves perjuicios ambientales y sociales o impulsar la construcción de un modelo con la gente y la Tierra en el centro de las decisiones. Es hora de avanzar hacia una transición ecológica justa y real.

 

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!

Más de Uno Madrid Norte

Día de las Vías Pecuarias y Caminos Públicos, un patrimonio ‘incalculable’ bajo amenaza

Escrito hace

2 meses

el

01/04/2022
Vías pecuarias Colmenar Viejo

  • Colmenar Viejo celebra el Día de las Vías Pecuarias con una salida caminera y reivindicativa

  • Entre las principales exigencias: que se cataloguen estas vías y caminos públicos y se protejan de amenazas como la apropiación indebida.

  • En el caso de Colmenar, las asociaciones ecologistas ponen en foco en el caso del cortado camino del Vado de la Tabla

Colmenar Viejo celebra su II Día de las Vías Pecuarias y Caminos Públicos, este domingo 3 de abril. La propuestas es una ruta familiar y circular por el entorno del hoy cortado camino del Vado de la Tabla. La salida es a las 9:30 horas desde la Cañada de la Retuerta junto al Arroyo de la Cañada, próximo a la confluencia de las calles Clara Campoamor y Olovasio.

Red de Vías Pecuarias y Caminos Públicos

Con motivo del Día de las Vías Pecuarias y Caminos Públicos, asociaciones ecologistas, culturales y cooperativas piden que estén unidos de forma indisoluble y sean parte de una misma red territorial, con cohesión y continuidad, que cubra todo el territorio nacional. Defienden que la Red de Vías Pecuarias y Caminos Públicos, con decenas de miles de kilómetros de longitud, forman uno de los grandes patrimonios de dominio público que tenemos en nuestro país, en parte existente desde el siglo XII.

Patrimonio amenazado

Pese a esa importancia, denuncian que todos los años, se producen apropiaciones ilegales, cierre de caminos y usurpaciones de estas Vías y Caminos, ante la dejadez, cuando no complicidad, de algunas de las administraciones responsables.

La Ley es clara y protege caminos y cañadas, pero la mayoría de los caminos públicos siguen sin inventariarse, ni protegerse, por tanto, en grave riesgo de desaparición.

Labor imprescindible

La Red de Vías Pecuarias y Caminos Públicos, es esencial para nuestra biodiversidad. Son corredores biológicos por los que las especies se desplazan de unas zonas a otras. Los rebaños trasterminantes y trashumantes recorren cientos de kilómetros mientras los ganados transportan centenares de miles de semillas, diversificando nuestra flora. Las especies silvestres aprovechan los viejos caminos para buscar apareamiento, dispersando y conservando su estirpe.

Una buena Red de Vías Pecuarias y Caminos Públicos, permite una comunicación entre municipios cercanos y un acercamiento imprescindible al entorno natural, sin impacto ambiental, para todos. Ha sido, es y debe ser, una indispensable infraestructura para vertebrar las comunicaciones locales y por añadidura, evitar el despoblamiento, la dispersión y el aislamiento de la España Rural.

Impedir su desaparición y deterioro, solo será posible inventariando y deslindando, con la máxima urgencia, estos viales, evitando apropiaciones indebidas de algunos propietarios indeseables, poniendo en valor su uso, para lograr y mantener, una mejor calidad de vida de todos los vecinos.

Los caminos rurales públicos son un patrimonio olvidado, abandonado y en desaparición. Su dependencia de los Ayuntamientos, sin un especifico apoyo legal con dotación suficiente, ni en el ámbito estatal, ni autonómico, los dejan en manos de algunas administraciones locales, que, en demasiadas ocasiones, unas veces por no tener recursos y otras veces incumpliendo el mandato recogido en la Ley de Régimen Local y su Reglamento, hacen dejadez de su competencia y responsabilidad, para inventariar, fomentar y proteger los caminos públicos municipales.

Estas redes patrimoniales, únicas en Europa, son una seña de identidad esencial de nuestros pueblos, en los que, sin estos caminos públicos, solo tendremos asfalto para desplazarnos, con mayor riesgo y penosidad, llegando a perder las tradicionales esencias rurales y el legado de nuestros ancestros.

Asociaciones participantes

Ecologistas en Acción, la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) y la Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos (PICP) celebrarán el domingo 3 de abril de 2022, en todo el Estado, el ‘Día de las Vías Pecuarias’ con el objetivo de concienciar sobre la importancia de las vías pecuarias y caminos públicos, y la necesidad de su catalogación, defensa y conservación. A la iniciativa en esta zona del Observatorio Ciudadano para la Conservación del Patrimonio de la Sierra de Guadarrama, se suman otras Asociaciones, organizaciones ecologistas y colectivos ciudadanos como: Federación Madrileña de Montaña, Amigos de la Tierra Madrid, A. C. Chozas de la Sierra, Cooperativa Los Aprisquillos, Grupo Ornitológico Álula, ANAPRI, ACDyC. Conocer Colmenar Caminando, Arba Colmenar, Suerte Ampanera, Apicultores de Colmenar y su Entorno, Equipo A de Arqueología, Asociación el Sótano, Amor de Huerta…

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Medio Ambiente

¿Actúan los microplásticos como ‘autobuses’ de bacterias en la Antártida? Un investigador de la UAM lo estudia

Escrito hace

2 meses

el

07/03/2022

  • Miguel González es investigador de la Universidad Autónoma de Madrid, especializado en microplásticos

  • Acaba de regresar de la Antártida donde participa en una investigación sobre el transporte de bacterias en estos elementos

El investigador de la Universidad Autónoma de Madrid, Miguel González ya ha participado en estudios anteriores que lograron demostrar la presencia de microplásticos en aguas tanto saladas como dulces en un lugar tan remoto como la Antártida. El proyecto en el que trabaja actualmente,  trata de entender si estos microplásticos actúan como «autobuses» transportando pegados bacterias. En concreto, el mayor foco se pone en las bacterias que presenten enes potencialmente dañinos para los seres humanos como los que presentan resistencia a los antibióticos, «en 2050 las bacterias resistentes a los antibióticos causarán más muertes que el cáncer», señala Miguel González.

Este estudio podría determinar el itinerario que siguen los microplásticos, y con ellos las bacterias que transportan. Algo determinante para conocer cómo se expandirán en el futuro aunque, para González, lo importante es concienciarnos de que todos podemos hacer algo para terminar con esta problemática: reducir los plásticos de un solo uso. «Los plásticos no son malos en sí, pero si utilizamos un material que dura muchísimo para un solo uso, el resto del tiempo que tarda en descomponerse estará en el ecosistema». González nos invita a, como usuarios, evitar estos plásticos en nuestro día a día, «no tiene sentido ponerle plástico a una naranja».

El proyecto está financiado por COMNAP e IAATO y en colaboración con el proyecto polar uruguayo Antarplast. Ya ha terminado la fase de experimentación en la Antártida y ahora entrará en la fase de conclusiones.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo