logo onda cero

ESCÚCHANOS ONLINE

La Iberozona

La Iberozona: Poliamor en el reino animal

Escrito hace

3 meses

el

Antonio Martín, Asociación Iberozoa Una caricia que te envuelve y te inhibe la razón, un cosquilleo constante en la tripa, una sensación cálida de bienestar, nerviosismo o las dos a la vez… Sin necesidad de definirlo, todos sabemos a qué nos estamos refiriendo: al amor. Hoy es San Valentín, el día de los enamorados y lo que vamos a aprender en este programa especial de la Iberozona es precisamente eso, que si a nosotros desde nuestra perspectiva antropocéntrica nos cuesta definir lo que es el amor… ¡Imagínate cuántas versiones del mismo pueden interpretar los animales! Hoy tratamos el poliamor en el reino animal en La Iberozona

El amor es evolución

Primero vamos a empezar por analizar nuestra percepción del amor, refiriéndonos por supuesto al amor conyugal. Siempre hemos interpretado que debemos mantener una pareja de por vida y esa es la dinámica en gran parte de nosotros, ya que es lo que nos han enseñado o impuesto, pero también está en nuestros genes. Una pareja estable garantiza la reproducción independientemente de las condiciones externas, no tienes que luchar por nadie ni gastar energía, no tienes época de celo… La monogamia es una estrategia evolutiva más, no es mejor ni peor, y no somos los únicos que la llevan a cabo (lobos, cetáceos, algunas aves…). Aunque cada vez es más frecuente encontrar relaciones abiertas, unas salen mal, otras salen bien, pero el caso es que la poligamia no deja de ser una tendencia que, a pesar de ser monógamos, tenemos dentro de nosotros, al igual que los animales. 

Las aves, las más sutiles

En este primer caso las aves nos van a confirmar cómo no hace falta ser un ciervo para tener cuernos. Al igual que nosotros, el 90% de las aves son monógamas sobre el papel: se emparejan de por vida, crean fuertes lazos y sacan generaciones una tras otra. Pero, para evitar que los hijos tengan siempre los mismos genes año tras año, tanto el macho como la hembra dicen de vez en cuando: “cariño, me voy a dar una vuelta”, se van de incursión buscando copular de forma fugaz con otra pareja y volver al nido como si nada. Así, los hijos que nacen tienen distintos padres o madres y tienen más diversidad genética, lo que enriquece la especie sin debilitar las virtudes para la supervivencia que otorga pareja, ya que tras una incursión, si te he visto, no me acuerdo. El 75% de los hijos de cada generación han nacido de la infidelidad. Así pues, las aves nos enseñan que es lo mismo monogamia social que monogamia sexual y que nuestra monogamia es bastante menos eficiente que la suya, ya que muchas veces tampoco es real.

Los Machos satélite

Si tenemos que hablar de poligamia desde luego hay que mencionar los harenes. Ya hemos hablado de la berrea del ciervo y de cómo un macho se reproduce con un grupo variable de hembras que incluso puede llegar a defender con su vida. Durante esa época casi ni come, ni bebe, ni duerme, sólo se dedica a defender a su grupo, muchas veces sin éxito. Y es que nos han acostumbrado a pensar que el más fuerte, vigoroso, el que canta o luce mejor es el que tiene derecho a aparearse, pero es mentira. Hay machos cuyo éxito está precisamente en pasar desapercibido y copular sin que los machos dominantes se enteren, los denominados machos satélite. Esto no sólo ocurre en ciervos, cefalópodos como las sepias pueden cambiar de color y simular ser hembras pasando desapercibidos entre ellas e incluso pueden hacer esto mismo a la par que su otra mitad del cuerpo refleja colores agresivos de macho para espantar a la competencia. En anfibios también pasa: muchos machos menores se ponen cerca del macho más sonoro para agarrar y amplexar a la hembra antes que el que la había atraído y tener una posición más ventajosa para fecundar los huevos con el mínimo esfuerzo.

Orgías entre Especies

Precisamente los anfibios protagonizan este suceso, que también se da en el reino animal. A veces no sólo es un macho el que agarra una hembra, si no que son varios. Así se van acumulando machos agarrando a lo que sea y formando una “mating ball”, una bola de amplexos múltiples. Y digo lo que sea porque el frenesí que tienen cuando se reproduce les hace amplexar pelotas de golf, latas y otros objetos o incluso animales de otras especies. He llegado a ver cómo 5 sapos estrujaban un gallipato hasta el punto de que se le salían las tripas.

Penes espinosos y elección del esperma

Pero aún queda una última prueba, incluso si un macho conseguido inseminar a la hembra después de todas estas aventuras, eso no es garantía de que tu material genético se refleje en sus hijos. Y no me refiero a problemas de esterilidad: el pene de los machos de algunas especies está diseñado para extraer el esperma de machos anteriores, como es el caso del pene espinoso de los gatos. Por eso a las hembras chillan y les duele tanto la cópula. Del mismo modo hay hembras que, después de la cópula, gestionan el esperma que tienen en su interior, como ocurre en los murciélagos. No sólo los machos se aparean con múltiples hembras y las hembras con múltiples machos, es que la hembra puede almacenar el esperma vivo en su interior hasta que decida que las condiciones ambientales son las correctas para tener hijos en su interior y dar a luz. 

Quizá después de conocer todas estas cosas te plantees tus relaciones, pero la verdad es que no deberías hacerlo, ya que seas monógamo o polígamo, todo vale. San Valentín y el amor no van de evolución o biología, van de tus sentimientos y eso es lo único que importa para que tu relaciones amorosas sean reales y disfrutables. Así que, ¡feliz San Valentín!

La Iberozona: Poliamor en el reino animal

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!

La Iberozona

Mitos y Leyendas de la Fauna Ibérica

Escrito hace

4 días

el

09/05/2022

Antonio Martín, Asociación Iberozoa Normalmente en la Iberozona tenemos la costumbre de explicar la biología de los animales y las plantas que nos rodean de forma científica. Hoy en día con tantas publicaciones, investigaciones y libros sobre ecología y evolución hablar de todo esto resulta fácil e intuitivo para cualquiera, pero si empezamos a ir atrás en el tiempo os daréis cuenta de que estas explicaciones van cambiando y se van tornando cada vez más místicas y extrañas. 

Hablad por ejemplo con vuestros abuelos sobre cómo usaban las plantas medicinales o sobre creencias acerca de las serpientes y os daréis cuenta de cómo ha ido cambiando el conocimiento en pocos años. Así que si en vez de 60 años, viajamos 2000… ¿qué pensarían nuestros antepasados de distintas culturas sobre los animales y las plantas de su día a día? En eso consiste el programa de hoy: vamos a contar los mitos y leyendas que subyacen a las especies ibéricas.

Serpientes

Vamos a empezar hablando de Esculapio. Hijo del dios Apolo y de la princesa humana Coronis, Esculapio fue un semidios de la mitología griega que curaba a los enfermos gracias precisamente a su conocimiento de las plantas medicinales. Pero alcanzó tal poder curativo que incluso aprendió a devolver la vida, todo siempre en compañía de su vara y de una serpiente muy especial para los griegos y para la fauna ibérica: la culebra de Esculapio (Zamenis longissimus). Algunas historias cuentan como esta última cualidad de resucitar a los muertos le costó la vida al semidios, ya que cambiar el orden natural de las cosas hizo enojar a Zeus y este lo castigó con uno de sus poderosos rayos. A pesar de esto, lo colocó en el cielo nocturno conmemorando sus hazañas, configurando la constelación conocida como Ofiuco, que significa “El que sostiene a la serpiente”. 

La atribución de la serpiente a Esculapio se debe, entre otras cosas, a que la muda de estos animales se percibía como un símbolo de renovación, como si tuvieran la capacidad de renacer. Esto las ha convertido en el símbolo tradicional de la medicina. Un legado que perdura a día de hoy: la próxima vez que veas una ambulancia fíjate en el icono de una vara con una serpiente enrollada, acuérdate de Esculapio y sobre todo de su culebra, el verdadero ser mitológico.

Invertebrados

Muchos personajes de la mitología clásica han dado nombre a mariposas. Sin ir más lejos, tenemos la Parnassius apollo, que contiene el nombre del conocido dios del sol y todas las artes: música, medicina, poesía… Peor aún hay más: Esculapio (el de la serpiente), que era hijo de Apolo, tuvo dos hijos que se convirtieron en unos de los héroes y médicos más importantes de la guerra de Troya: macaón y podalirio. Cada uno de ellos da nombre a una de las mariposas más bonitas que vuelan por nuestros jardines.

Aunque si queremos destacar una historia de invertebrados sin duda esta es la de Aracne. Aracne fue una famosa bordadora que tejía telares espectaculares. Fue enseñada por la mismísima Atenea, la diosa de la sabiduría  (por cierto, su símbolo es el mochuelo). Pero la alumna superó a la maestra y Atenea, celosa, la retó a un duelo de tejer que duró mucho mucho tiempo. Al final del duelo, como el telar de Aracne era perfecto, Atenea estalló de rabia y lo destruyó, encerrándola durante siglos en una torre. No obstante, cuando Aracne estuvo al borde del suicidio, Atenea rectificó y le otorgó un destino mejor (o peor, según como lo mires): convertirla en aquel animal que teje durante toda su vida, la araña.

Orígenes Extraños

Algunas especies no tienen historias tan elaboradas como la de Aracne, simplemente surgieron de algunos fluidos y elementos singulares. Por ejemplo, según los griegos el tomillo nació de las lágrimas de Elena de Troya al ser raptada, por eso los soldados utilizaban su olor para motivarse antes de la batalla. Pero indagando sobre más reptiles descubrí uno del que ya hablamos en su momento, un lagarto sin patas: la culebrilla ciega. Al grupo de estos reptiles se les llama anfisbénidos, ya que reciben el nombre de la Anfisbaena, una serpiente con dos cabezas, una en cada extremo, que nació de la sangre de medusa cuando Perseo la decapitó. Su nombre significa “ir en dos direcciones” ya que no se sabe en qué dirección avanza. 

Aves

Como nunca puede faltar el salseo en nuestro programa, vamos a terminar con un mito de aves, ya que estos están llenos de infidelidades, asesinatos, triples transformaciones… Vamos, son toda una telenovela. Con este ejemplo se entiende mejor: vamos a contar la historia de las hermanas Procne y Filomela. Procne se casó con Tereo, un valeroso guerrero, y tuvieron un hijo, Itis. Todo iba bien hasta que tiempo después, tras haberse mudado, Procne decidió que Tereo trajera a su hermana para vivir todos juntos. Cuando Tereo vio a Filomela, se enamoró de ella y al no ser correspondido la violó. Además, para que no contara su secreto, la encerró en una torre y le cortó la lengua. Incapaz de comunicarse con su hermana, Filomela tejió un telar donde narraba los hechos y cuando Procne se enteró tramaron juntas su venganza. Procne acabó con la vida de su propio hijo y se lo sirvió en un pastel de carne a su padre, el cual acabó enterándose de la tragedia, por lo que persiguió a Procne y Filomela para matarlas. Aunque los dioses también tienen lo suyo en estas historias, en este caso estaban hartos de tanto drama y violencia, por lo que decidieron transformarlos en aves: a Procne la transformaron en golondrina, de canto y aspecto lúgubre por haber matado a su hijo; a Filomela la transformaron en el ruiseñor, un pájaro de hermoso canto para compensar la pérdida de su lengua y todo lo que tuvo que pasar, y a Tereo lo transformaron en la abubilla o el gavilán, depende de la versión. En la abubilla porque esta tiene un penacho de plumas que recuerda al casco de un guerrerro, y en gavilán porque es un ave rapaz que se dedica a cazar y perseguir pajarillos, es decir, a Procne y Filomela.

Todas estas historias las recopilamos para nuestras rutas por toda la zona de Madrid Norte, ya además de observar especies siempre intentamos acompañar los recorridos con explicaciones originales, así que si te has quedado con ganas de más historias tienes dos opciones: apúntate a nuestras próximas rutas en iberozoa.com o espérate al siguiente programa para continuar con los mitos y leyendas de la fauna ibérica.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

La Iberozona

La Iberozona: Cuando los bichos salen de fiesta

Escrito hace

3 semanas

el

25/04/2022
bichos de fiesta

Javier Mungueta, Asociación Iberozoa En la naturaleza hay todo tipo de bichos, escorpiones, avispas, tritones, escarabajos, mil pies… Parecen alejados de nosotros pero en realidad se nos parecen mucho mas de lo que creemos. En la Iberozona vamos a revisar todo el proceso de salir una noche de fiesta y lo vamos a vivir a través de estos bichos, desde ponerse elegante, echarse desodorante, beber un par de copas, ponerse pulseritas brillantes, bailar con alguna pareja y que al final de la noche, te rompan el corazón.

La previa

Cuando salimos de fiesta siempre hay una parte preparatoria, en la cual nos duchamos, nos ponemos desodorante y nos vestimos bien. En la naturaleza esto también ocurre mucho, los animales no se duchan, o bueno si, por ejemplo los jabalíes se desparasitan en los lodazales, pero el tritón pigmeo lo hace aun más fino, como si fuera desodorante, el expulsa feromonas, y las dirige moviendo la cola para que le llegue directamente ese chorro de feromonas a una hembra para hacerla receptiva. Respecto al tema de ponerse elegante especialmente con la avifauna, los machos de muchas especies, como el típico pavo real, o nuestro urogallo cantábrico. Pero no solo los machos tenemos en España especies con los mejores vestidos de fiesta desde el jilguero hasta la abubilla, pasando por la carraca y el arrendajo, todas estas especies tienen unos plumajes con todo tipo de colores y formas.

Entrando en la disco

Este momento es clave, normalmente te marcan con un sello o una pulsera al entrar para que se sepa que has pagado la entrada, en algunas discotecas te ponen hasta pulseritas que brillan en la oscuridad, y esto ayuda a llamar la atención a posibles parejas receptivas, esto es justamente lo que hace la luciérnaga. Tanto machos como hembras, para encontrarse hacen un ritual único de encendido y apagado de sus abdómenes.

Por otro lado también hay a quien le gusta tomarse alguna copita, pues hay algunos milpiés, que básicamente tienen un liquido defensivo que para otros invertebrados es desagradable pero para algunos vertebrados es estimulante, e incluso se los comen a posta para emborracharse.

En la sala de baile

Nosotros tenemos la salsa, la bachata, la kizomba, el chachachá, el merengue… Pues el escorpión amarillo típico que hemos visto todos alguna vez tiene un ritual de cortejo muy parecido. Este cuando encuentra a una hembra receptiva la agarra por las pinzas, como si fuera un agarre de baile y empiezan a dar vueltas agarrados. En este baile mortal el macho tendrá que tener cuidado de mantener a la hembra alejada por que de lo contrario podría acabar en su estómago… después de haberse tomado la temperatura y solo si hay feeling, el macho dejara un espermatóforo en el suelo, un regalo para la hembra, e intentará arrastrarla hasta el para que ella lo coja. Terminado el proceso la hembra quedaría fecundada y los dos se separarían. El nudibranquio; dragón azul que puede aparecer en las islas canarias y otros puntos vive flotando en el agua y para no comprometer su flotabilidad, antes de iniciar la copula se da un beso con su pareja y se quedan enganchados a través de la boca durante la copula.

Cuando te rompen el corazón

Pero el caso del escorpión y el dragón azul son casos atípicos… ¿Qué hay de los que no nos comemos un rosco cuando salimos de fiesta? Pues también hay espacio para nosotros. Ahora que ha empezado la primavera se han abierto todas las flores y estamos en plena época de polinizadores. Las orquídeas son flores muy raras protegidas que tienen formas imposibles, y una de ellas es nuestro último ejemplo, la orquídea espejo. Esta especie tiene forma y aspecto de la hembra de una especie de avispa. Los machos de esta especie se intentan aparear con ella, pero al no conseguirlo desisten y vana otra orquídea a volver a intentarlo, esto se conoce como engaño sexual, y así es como la orquídea consigue polinizarse pero los avispos se vuelven a casa cuando abre el metro con el corazón roto y escuchando una canción triste de la oreja de Van Gogh

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo