logo onda cero

ESCÚCHANOS ONLINE

La Iberozona

La Iberozona: ¿Qué anfibios cantan en Tres Cantos?

Escrito hace

2 meses

el

Antonio Martín, Asociación Iberozoa Las lluvias de finales del invierno traen consigo un evento natural que suele pasar desapercibido: el comienzo de la época reproductora de los anfibios. Movimientos de cientos de individuos, conciertos nocturnos, charcas llenas de amplexos y huevos gelatinosos… Un frenesí reproductivo que se prolongará hasta finales de mayo y hace únicas a las comarcas que tienen el privilegio de albergar esta biodiversidad, siendo Madrid Norte y en concreto Tres Cantos una de las más privilegiadas en este sentido. Hoy vamos a conocer a algunos de ellos y, además, vamos a escuchar sus cantos.

Razones por las que pasan desapercibidos

Pensaréis, ¿entonces por qué tan desapercibido? Pues porque, por desgracia, los anfibios como los sapos y salamandras y los reptiles como los lagartos y las serpientes son de los animales más desconocidos y desfavorecidos por la sociedad. Algo totalmente injustificado por varias razones:

  • No son peligrosos, ni agresivos. No conviene tocarlos puesto que pueden causarte molestias: si los dejas tranquilos, ellos ni siquiera repararán en ti.
  • Son eslabones fundamentales de los ecosistemas: son la base de la dieta de gran cantidad de animales de mayor tamaño, pero además son controladores de plagas muy efectivos al alimentarse de insectos y micromamíferos. Son aliados contra la transmisión de enfermedades y la salud del entorno.
  • Son especies clave para la investigación de algunos aspectos que nos afectan directamente, por ejemplo en medicina para la regeneración de extremidades o como modelos para entender el cambio climático.
  • Su elevada biodiversidad a nivel nacional y local suponen un Patrimonio Natural único e irremplazable. Si conservamos una catedral de cientos de años, ¿por qué no conservamos especies con una biología que ha evolucionado durante millones?

Para contrarrestar este desconocimiento una de las actividades de Educación Ambiental que más solemos hacer con la población local es la “Gymkana de anfibios”. En ella, los niños se metieron en la piel húmeda de estos curiosos seres y pasan a ser los anfibios de zonas como por ejemplo Tres Cantos. Por ejemplo, escondieron sus huevos como si fueran tritones pigmeos o sacaron sus costillas como si fueran gallipatos.

El canto de los anfibios en el norte

Así que igual que ellos, hoy vamos a jugar y a identificar algunas de de estas especies, pero por su canto. Vamos a empezar por uno fácil, el de la rana común (Pelophyax perezi), a la que todos estamos más acostumbrados, ya que además de que puede vivir en entornos más degradados es principalmente diurna, siendo el resto de anfibios nocturnos para conservar su humedad y su delicada piel en mejor estado.

Seguimos con el sapo corredor (Epidalea calamita) un anuro muy frecuente de preciosos ojos verdes que representa a la perfección este frenesí, llegando a poner sus huevos incluso en cunetas y rodadas de vehículos inundadas o hacer auténticas orgías. Si alguna vez viste renacuajos negros secándose en mitad de un camino, son de esta especie. Este comportamiento deriva de las hormonas producidas por su cuerpo al detectar la humedad y la subida de las temperaturas.

Puedes confundirlo con la siguiente especie, pero no por su canto, si no por su aspecto igualmente verrugoso y tosco, el sapo común (Bufo spinosus) que por desgracia es cada vez menos común. Es capaz de memorizar el camino de vuelta a la charca o el arroyo en el que nació desde 5km de distancia, por eso cuando construyen una carretera en medio, es uno de los anfibios que más sufren de atropellos. Sobre atropellos de fauna hablaremos en otro programa, ya que hay un proyecto llamado SAFE que entre otras cosas pretende estudiar estas pérdidas.

Pero si de cantos queremos hablar, sin duda tenemos que destacar el de la ranita de San Antonio (Hyla molleri), una ranita verde arborícola y preciosa cuya reproducción podría considerarse como la berrea del ciervo primaveral.

Aunque no todos cantan por encima del agua, algunos emiten el sonido por debajo cuando están buceando, como el caso del sapo de espuelas (Pelobates cultripes) llamado así por las estructuras que tiene en sus patas que le permiten cavar túneles de hasta un metro donde pasar el invierno o el verano. Sus renacuajos pueden ser tan grandes como pelotas de golf, de hecho, generalmente en todos los anfibios cuanto más tiempo pase el renacuajo en el agua comiendo y creciendo, más posibilidades de supervivencia tendrá el adulto.

Por último, reproducimos el canto de uno de los padrazos del mundo animal que mencionamos en anteriores programas, el sapo partero (Alytes cisternasii). El macho lleva los huevos a cuestas durante 3 semanas, hidratándolos y cuidándolos hasta que eclosionan y entonces los suelta en el arroyo como si fueran un racimo de uvas. Su silbido e muy parecido al del autillo.

Por desgracia, los anfibios son el grupo de vertebrados más amenazado a nivel mundial. Por eso es necesario tanto esfuerzo de concienciación. El primer paso para conservar es conocer, y la Asociación Iberozoa lleva ese conocimiento a todos los públicos a través de sus proyectos de Educación Ambiental, de vídeos como los que tenemos en Youtube de Tres Cantos o de sus proyectos de investigación y conservación en el Parque Norte de Tres Cantos.

Y sobre todo, cuidado con dos cosas: lo primero con los atropellos, disminuye tu velocidad cuando te muevas estas noches de lluvia, ya que de ello depende el futuro de sus poblaciones, y segundo, no los toques ni muevas de sitio, ya que ríete tú del covid, a ellos puedes contagiarles enfermedades que en algunos países como Holanda han acabado con el 95% de ellos. ¡Pero de todo esto hablaremos otro día!

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!

La Iberozona

Mitos y Leyendas de la Fauna Ibérica

Escrito hace

4 días

el

09/05/2022

Antonio Martín, Asociación Iberozoa Normalmente en la Iberozona tenemos la costumbre de explicar la biología de los animales y las plantas que nos rodean de forma científica. Hoy en día con tantas publicaciones, investigaciones y libros sobre ecología y evolución hablar de todo esto resulta fácil e intuitivo para cualquiera, pero si empezamos a ir atrás en el tiempo os daréis cuenta de que estas explicaciones van cambiando y se van tornando cada vez más místicas y extrañas. 

Hablad por ejemplo con vuestros abuelos sobre cómo usaban las plantas medicinales o sobre creencias acerca de las serpientes y os daréis cuenta de cómo ha ido cambiando el conocimiento en pocos años. Así que si en vez de 60 años, viajamos 2000… ¿qué pensarían nuestros antepasados de distintas culturas sobre los animales y las plantas de su día a día? En eso consiste el programa de hoy: vamos a contar los mitos y leyendas que subyacen a las especies ibéricas.

Serpientes

Vamos a empezar hablando de Esculapio. Hijo del dios Apolo y de la princesa humana Coronis, Esculapio fue un semidios de la mitología griega que curaba a los enfermos gracias precisamente a su conocimiento de las plantas medicinales. Pero alcanzó tal poder curativo que incluso aprendió a devolver la vida, todo siempre en compañía de su vara y de una serpiente muy especial para los griegos y para la fauna ibérica: la culebra de Esculapio (Zamenis longissimus). Algunas historias cuentan como esta última cualidad de resucitar a los muertos le costó la vida al semidios, ya que cambiar el orden natural de las cosas hizo enojar a Zeus y este lo castigó con uno de sus poderosos rayos. A pesar de esto, lo colocó en el cielo nocturno conmemorando sus hazañas, configurando la constelación conocida como Ofiuco, que significa “El que sostiene a la serpiente”. 

La atribución de la serpiente a Esculapio se debe, entre otras cosas, a que la muda de estos animales se percibía como un símbolo de renovación, como si tuvieran la capacidad de renacer. Esto las ha convertido en el símbolo tradicional de la medicina. Un legado que perdura a día de hoy: la próxima vez que veas una ambulancia fíjate en el icono de una vara con una serpiente enrollada, acuérdate de Esculapio y sobre todo de su culebra, el verdadero ser mitológico.

Invertebrados

Muchos personajes de la mitología clásica han dado nombre a mariposas. Sin ir más lejos, tenemos la Parnassius apollo, que contiene el nombre del conocido dios del sol y todas las artes: música, medicina, poesía… Peor aún hay más: Esculapio (el de la serpiente), que era hijo de Apolo, tuvo dos hijos que se convirtieron en unos de los héroes y médicos más importantes de la guerra de Troya: macaón y podalirio. Cada uno de ellos da nombre a una de las mariposas más bonitas que vuelan por nuestros jardines.

Aunque si queremos destacar una historia de invertebrados sin duda esta es la de Aracne. Aracne fue una famosa bordadora que tejía telares espectaculares. Fue enseñada por la mismísima Atenea, la diosa de la sabiduría  (por cierto, su símbolo es el mochuelo). Pero la alumna superó a la maestra y Atenea, celosa, la retó a un duelo de tejer que duró mucho mucho tiempo. Al final del duelo, como el telar de Aracne era perfecto, Atenea estalló de rabia y lo destruyó, encerrándola durante siglos en una torre. No obstante, cuando Aracne estuvo al borde del suicidio, Atenea rectificó y le otorgó un destino mejor (o peor, según como lo mires): convertirla en aquel animal que teje durante toda su vida, la araña.

Orígenes Extraños

Algunas especies no tienen historias tan elaboradas como la de Aracne, simplemente surgieron de algunos fluidos y elementos singulares. Por ejemplo, según los griegos el tomillo nació de las lágrimas de Elena de Troya al ser raptada, por eso los soldados utilizaban su olor para motivarse antes de la batalla. Pero indagando sobre más reptiles descubrí uno del que ya hablamos en su momento, un lagarto sin patas: la culebrilla ciega. Al grupo de estos reptiles se les llama anfisbénidos, ya que reciben el nombre de la Anfisbaena, una serpiente con dos cabezas, una en cada extremo, que nació de la sangre de medusa cuando Perseo la decapitó. Su nombre significa “ir en dos direcciones” ya que no se sabe en qué dirección avanza. 

Aves

Como nunca puede faltar el salseo en nuestro programa, vamos a terminar con un mito de aves, ya que estos están llenos de infidelidades, asesinatos, triples transformaciones… Vamos, son toda una telenovela. Con este ejemplo se entiende mejor: vamos a contar la historia de las hermanas Procne y Filomela. Procne se casó con Tereo, un valeroso guerrero, y tuvieron un hijo, Itis. Todo iba bien hasta que tiempo después, tras haberse mudado, Procne decidió que Tereo trajera a su hermana para vivir todos juntos. Cuando Tereo vio a Filomela, se enamoró de ella y al no ser correspondido la violó. Además, para que no contara su secreto, la encerró en una torre y le cortó la lengua. Incapaz de comunicarse con su hermana, Filomela tejió un telar donde narraba los hechos y cuando Procne se enteró tramaron juntas su venganza. Procne acabó con la vida de su propio hijo y se lo sirvió en un pastel de carne a su padre, el cual acabó enterándose de la tragedia, por lo que persiguió a Procne y Filomela para matarlas. Aunque los dioses también tienen lo suyo en estas historias, en este caso estaban hartos de tanto drama y violencia, por lo que decidieron transformarlos en aves: a Procne la transformaron en golondrina, de canto y aspecto lúgubre por haber matado a su hijo; a Filomela la transformaron en el ruiseñor, un pájaro de hermoso canto para compensar la pérdida de su lengua y todo lo que tuvo que pasar, y a Tereo lo transformaron en la abubilla o el gavilán, depende de la versión. En la abubilla porque esta tiene un penacho de plumas que recuerda al casco de un guerrerro, y en gavilán porque es un ave rapaz que se dedica a cazar y perseguir pajarillos, es decir, a Procne y Filomela.

Todas estas historias las recopilamos para nuestras rutas por toda la zona de Madrid Norte, ya además de observar especies siempre intentamos acompañar los recorridos con explicaciones originales, así que si te has quedado con ganas de más historias tienes dos opciones: apúntate a nuestras próximas rutas en iberozoa.com o espérate al siguiente programa para continuar con los mitos y leyendas de la fauna ibérica.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

La Iberozona

La Iberozona: Cuando los bichos salen de fiesta

Escrito hace

3 semanas

el

25/04/2022
bichos de fiesta

Javier Mungueta, Asociación Iberozoa En la naturaleza hay todo tipo de bichos, escorpiones, avispas, tritones, escarabajos, mil pies… Parecen alejados de nosotros pero en realidad se nos parecen mucho mas de lo que creemos. En la Iberozona vamos a revisar todo el proceso de salir una noche de fiesta y lo vamos a vivir a través de estos bichos, desde ponerse elegante, echarse desodorante, beber un par de copas, ponerse pulseritas brillantes, bailar con alguna pareja y que al final de la noche, te rompan el corazón.

La previa

Cuando salimos de fiesta siempre hay una parte preparatoria, en la cual nos duchamos, nos ponemos desodorante y nos vestimos bien. En la naturaleza esto también ocurre mucho, los animales no se duchan, o bueno si, por ejemplo los jabalíes se desparasitan en los lodazales, pero el tritón pigmeo lo hace aun más fino, como si fuera desodorante, el expulsa feromonas, y las dirige moviendo la cola para que le llegue directamente ese chorro de feromonas a una hembra para hacerla receptiva. Respecto al tema de ponerse elegante especialmente con la avifauna, los machos de muchas especies, como el típico pavo real, o nuestro urogallo cantábrico. Pero no solo los machos tenemos en España especies con los mejores vestidos de fiesta desde el jilguero hasta la abubilla, pasando por la carraca y el arrendajo, todas estas especies tienen unos plumajes con todo tipo de colores y formas.

Entrando en la disco

Este momento es clave, normalmente te marcan con un sello o una pulsera al entrar para que se sepa que has pagado la entrada, en algunas discotecas te ponen hasta pulseritas que brillan en la oscuridad, y esto ayuda a llamar la atención a posibles parejas receptivas, esto es justamente lo que hace la luciérnaga. Tanto machos como hembras, para encontrarse hacen un ritual único de encendido y apagado de sus abdómenes.

Por otro lado también hay a quien le gusta tomarse alguna copita, pues hay algunos milpiés, que básicamente tienen un liquido defensivo que para otros invertebrados es desagradable pero para algunos vertebrados es estimulante, e incluso se los comen a posta para emborracharse.

En la sala de baile

Nosotros tenemos la salsa, la bachata, la kizomba, el chachachá, el merengue… Pues el escorpión amarillo típico que hemos visto todos alguna vez tiene un ritual de cortejo muy parecido. Este cuando encuentra a una hembra receptiva la agarra por las pinzas, como si fuera un agarre de baile y empiezan a dar vueltas agarrados. En este baile mortal el macho tendrá que tener cuidado de mantener a la hembra alejada por que de lo contrario podría acabar en su estómago… después de haberse tomado la temperatura y solo si hay feeling, el macho dejara un espermatóforo en el suelo, un regalo para la hembra, e intentará arrastrarla hasta el para que ella lo coja. Terminado el proceso la hembra quedaría fecundada y los dos se separarían. El nudibranquio; dragón azul que puede aparecer en las islas canarias y otros puntos vive flotando en el agua y para no comprometer su flotabilidad, antes de iniciar la copula se da un beso con su pareja y se quedan enganchados a través de la boca durante la copula.

Cuando te rompen el corazón

Pero el caso del escorpión y el dragón azul son casos atípicos… ¿Qué hay de los que no nos comemos un rosco cuando salimos de fiesta? Pues también hay espacio para nosotros. Ahora que ha empezado la primavera se han abierto todas las flores y estamos en plena época de polinizadores. Las orquídeas son flores muy raras protegidas que tienen formas imposibles, y una de ellas es nuestro último ejemplo, la orquídea espejo. Esta especie tiene forma y aspecto de la hembra de una especie de avispa. Los machos de esta especie se intentan aparear con ella, pero al no conseguirlo desisten y vana otra orquídea a volver a intentarlo, esto se conoce como engaño sexual, y así es como la orquídea consigue polinizarse pero los avispos se vuelven a casa cuando abre el metro con el corazón roto y escuchando una canción triste de la oreja de Van Gogh

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo