logo onda cero

ESCÚCHANOS ONLINE

La Iberozona

La Iberozona: La injusta fama de la Mantis Palo y otros mitos y leyendas de la fauna ibérica

Escrito hace

2 meses

el

Antonio Martín, Asociación Iberozoa ¿Qué pensaban nuestros antepasados de distintas culturas sobre los animales y las plantas de su día a día? Hoy vamos a continuar en La Iberozona con algunos de los mitos y leyendas que subyacen a la fauna ibérica: hasta el bicho más insignificante tiene una historia que contarnos.

La mantis palo y su injusto nombre

Hay veces que el propio nombre del animal es el que nos cuenta la historia. La etimología es igualmente interesante: un ejemplo de ello es la mantis palo, conocida como Empusa pennata. El por qué de su nombre común resulta un tanto obvio,  pero el nombre del género, Empusa, se refiere a unas criaturas de la mitología griega similares a ninfas pero con intenciones un poco más deshonestas: son seres asociados al infierno y a Hades que se transformaban en mujeres para seducir a los hombres y después, comérselos. Curiosamente esta es una de las pocas especies de mantis que no realiza esa práctica.

Qué comparten los escarabajos peloteros y el rey egipcio del Sol

Siguiendo con insectos y estrategias de reproducción dudosas, tenemos a los escarabajos, pero concretamente a los escarabajos peloteros. No hace falta irse a África para poder verlos: la presencia de herbívoros y ganado en las dehesas durante cientos de años ha propiciado que existan multitud de especies de nuestros campos, de hecho muchos de ellos son endémicos.

En este caso viajamos al antiguo Egipto: los escarabajos peloteros están omnipresentes en papiros, representaciones y figuras de esta cultura, ya que eran considerados como un amuleto de vida y de poder, de protección contra el mal, llegando a pensar que aquellos muertos que lo portaban podría resucitar. Esta relación tan potente deriva de que es el símbolo con el que se presenta a Jepri, el dios asociado al Sol y también llamado el autocreado.

Antiguamente se creía que los escarabajos era solamente de género masculino y que se reproducían depositando el esperma en una bola de estiércol. La supuesta auto-reproducción del escarabajo lo asemeja a este Dios, que se creó a sí mismo de la nada. Por otra parte, la bola de estiércol rodada por el escarabajo pelotero se asemeja al Sol. Los egipcios creyeron que Jepri renovaba el Sol cada día tras su desaparición en el horizonte.

Escorpio y Orión, cada uno a una esquina

Para terminar con invertebrados tenemos la historia de Escorpio, una historia que en este caso se ve reflejada en las constelaciones. Ubicar esta constelación en el cielo puede ser un poco complicado, pero quizá ubiquéis mejor a su contraparte, el gigante Orión.

Orión fue un gigante mitológico muy fanfarrón cazador que andaba persiguiendo y acosando a las ninfas, por lo que los dioses le mandaron un escorpión gigantesco que se batió en duelo con él.

El resultado fue fatal para ambos. Debido a esta enemistad y para que nunca tuvieran que volverse a cruzar, los dioses colocaron a orión en posiciones opuestas en el cielo, estando Orión en invierno y Escorpio en verano por lo que ambas constelaciones nunca podrán verse juntas.

De cuervos y urracas

Pasamos a las aves para hablar otra vez de algunas transformaciones curiosas. Sin duda, debido a su aspecto e inteligencia, los córvidos han sido una de las familias de aves más llamativas y curiosas. En la mitología nórdica, dos cuervos eran los espías de Odín, volando todos los días y volviendo con noticias frescas sobre todo lo que habían visto y oído en el mundo.

Otra historia curiosa es la de las urracas: en la mitología grecolatina existió un grupo de 9 hermanas llamadas las Piérides. Eran 9 doncellas excepcionales muy conocidas por sus habilidades con la música y el canto. Tan buenas eran que se les subió a la cabeza y desafiaron a las propias musas, quienes encarnan todos estos artes.

Su duelo fue un Operación Triunfo en toda regla, pero los dioses, el jurado, determinaron que ganaron las musas, y como castigo por ser unas charlatanas e inoportunas, transformaron a las Piérides en urracas, un pájaro con un temperamento parecido y un canto que mucho dista del que en su día tuvieron.

Perdix, para no venirse arriba

Otra transformación es la que le ocurrió a Perdix, cuyo resultado ya podemos intuir solo por el nombre. Perdix era inventor, aprendiz de Dédalo, otro inventor de renombre famoso por construir unas alas con cera que acabaron con la vida de su hijo, Ícaro, cuando intentaron acercarse al sol volando.

Esta historia acabó de forma similar: celoso por el nivel que había alcanzado Perdix, le tendió una trampa para tirarlo por un barranco, pero los dioses ante semejante injusticia transformaron a Perdix, pues eso, en perdiz, un ave que anida en el suelo y que no vuela muy alto, para que no vuelva a cometer el mismo error de sufrir una caída libre.

La serpiente y el conejo en la luna

Para acabar con todo este ciclo de celos y drama, como no puede ser de otra forma, sacamos el tema de las serpientes. Esta vez viajamos a otro continente, a Sudamérica, donde una serpiente emplumada, Quetzalcoatl, es el dios supremo de la mitología azteca.

Voy a contar la historia del conejo y la luna, un cuento infantil mexicano: un día el dios Quetzalcóatl decidió bajar en forma humana a conocer México.

Paseó por todos lados, descubrió lugares increíbles y se maravilló con toda su naturaleza. Después de caminar tanto y durante todo el día, se sintió totalmente agotado, así que se sentó a descansar en el campo hasta que cayó la noche. La Luna y las estrellas brillaban majestuosamente cuando comenzó a sentir hambre y exploró buscando qué comer. Sin embargo, no encontraba nada a su al rededor.

De pronto, se encontró a un conejo que estaba cenando. Fue entonces cuando Quetzalcóatl se acercó a él y le preguntó, “¿Qué estas comiendo?”. El conejo le respondió que comía vegetales y humildemente le ofreció un poco. Pero el dios le respondió preocupado que él no podía comer eso y que probablemente moriría de hambre.

Exaltado y horrorizado por la idea de que el dios supremo muriera, el conejo se sacrificó voluntariamente y le dijo que podría comérselo y así seguir su camino. El dios serpiente se sorprendió por la valentía y humildad del conejo, lo acarició y le dijo: serás un conejo pequeño, pero a partir de ahora los seres humanos te verán por la grandeza de tu corazón.

Entonces, Quetzalcóatl lo levantó muy alto hacia el cielo y hasta la luna, en donde quedó estampada la imagen del conejo. Por esta razón una de las manchas lunares más famosas tiene nombre de conejo. 

Esta es una de las muchas historias que contamos en nuestra actividad “El día de las serpientes”, ya que mucha esta admiración por los seres vivos por parte de distintas culturas es un ejemplo que a veces deberíamos inculcarnos nosotros hacia nuestra naturaleza más cercana y menospreciada.

Mitos y Leyendas de la Fauna ibérica, parte 1

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!

La Iberozona

La Iberozona: La coloración de las mariposas

Escrito hace

1 mes

el

18/07/2022

Mario Álamo, biólogo asociación IberozoaLas mariposas pertenecen a la clase Insecta al igual que las cucarachas, avispas y hormigas que suelen erizar la piel de muchas personas, sin embargo, suelen tener mejor fama pues resultan agradables a la vista, y ¿Quién no ha perseguido y querido coger por el campo una de ellas?
Este polvillo es la característica que da nombre al orden al que pertenecen, el orden de los lepidópteros del griego Lepis “escama” y pteron “ala”. Alas cubiertas de escamas (Fig. 1), por lo que el polvillo que dejan tras manipularlas son un conjunto de diminutas escamas que tapizan la superficie de las alas y son importantes para ciertas funciones entre ellas dar coloración.

Fig. 1

Cada escama es de un color, cuyo conjunto da lugar a esos vistosos patrones y distintas gamas de tonalidades. El color de las escamas se debe o bien por fenómenos físicos de la luz, la luz entra por la estructura de las escamas (Fig. 2), un intrincado de crestas y costillas por cuyos pequeños orificios determinan la longitud de onda de la luz y por tanto los colores o bien por pigmentos, la oruga se alimenta de su planta nutricia y es de sus tejidos de donde obtiene o bien el pigmento directo o un precursores que posteriormente sufre una serie de modificaciones por el metabolismo de la oruga y pasan a las escamas durante la metamorfosis.

Una de las funciones de los colores de las alas es la de termorregulación, al ser animales ectotermos “sangre fría”, utilizan la radiación solar para incrementar su temperatura corporal. Algunas extienden las alas como si fuesen paneles solares u bien exponen la región ventral con las alas plegadas (Fig. 3), para calentar las alas, por donde discurren vasos de hemolinfa (la sangre de los insectos) y esta va hacia el resto del cuerpo actuando como un panel de refrigeración. Los colores más oscuros se calentarán antes (como cuando llevamos una camiseta negra en verano) que los colores claros, siendo esto un posible rasgo adaptativo de las condiciones climáticas del hábitat de cada especie.

Cabría esperar que todas estas gominolas de colores voladoras sería presa fácil para los depredadores, pero en realidad son parte de distintas estrategias que han desarrollado para su supervivencia. Una estrategia es la de dejar bien claro que estás ahí, pero que meterse contigo salga caro, a través del aposematismo. Esto ocurre por ejemplo en la mariposa monarca (Fig. 4) que en su fase adulta exhibe colores negro y naranja, advirtiendo del contenido de glucosídicos cardiacos obtenidos durante la fase de oruga al alimentarse de su planta nutricia las asclepias.

Diversas especies de mariposas comparten coloración para que los depredadores sepan reconocerlas y dejarlas en paz, esto se conoce como mimetismo mulleriano. Sin embargo, otras deciden ahorrase el mal trago de alimentarse de una planta venenosa y por ello han optado por copiar los colores de otras mariposas que sí son venenosas, en este caso hablamos de mimetismo batesiano. Como la mariposa virrey (Fig. 5), cuya coloración es prácticamente idéntica a la de la mariposa monarca.

Y por último otra estrategia consiste en: si no ves a la mariposa no te la puedes comer, es por ello que presentan colores crípticos, algunas polillas como por ejemplo las polillas de la especie Acontia lúcida (Fig. 6),

presenta una coloración similar a la de un excremento de pájaro, o mariposas diurnas como Poligonia C-album (Fig. 7) cuya coloración dorsal es rojiza pero cuando pliega las alas parece una hoja para evitar ser detectadas y depredadas.

La Iberozona

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

La Iberozona

La Iberozona: Las Lagunas de Ambroz y su Entorno

Escrito hace

1 mes

el

11/07/2022
Lagunas de Ambroz y su Entorno

Mario Márquez, biólogo de la Asociación Iberozoa.-

Este excepcional espacio surge como resultado de la renaturalización de una zona de
extracción minera en la que, tras muy probablemente haber superado el nivel freático,
es decir, el agua del subsuelo, se genera un conjunto de lagunas. Así pues, el origen
artificial de la zona hace que nos encontramos ante un lugar que podemos llamar
antropizado o alterado por la acción humana. Sin embargo, no por ello carece de valor
natural y ecológico, pues en el encontramos una enorme cantidad de especies animales
y vegetales.
Se encuentra entre los distritos de Coslada, San Blas Canillejas, Rejas y Vicálvaro,
totalmente rodeado por estos barrios madrileños.

Foto 1. Lagunas y localización

Actualmente, existe un conflicto de intereses sobre las Lagunas ya que, por un lado la
empresa minera tiene intención de continuar con la extracción del mineral (sepiolita), y
por otro el Ayuntamiento de Madrid planea la construcción de un nuevo distrito; La
Nueva Centralidad del Este, que se englobaría dentro del proyecto de Bosque
Metropolitano, y finalmente una amplia red de asociaciones científicas y ecologistas
trabaja para defender este espacio poniendo en valor la importancia de la biodiversidad
que alberga.
Fruto de este trabajo de investigación se ha elaborado un inventario de especies de las
Lagunas, que será publicado en las próximas semanas, y que recoge información
principalmente desde 2020 hasta hoy, aunque cuenta con algunos datos que se
remontan del año 2010 en adelante. En este informe aparecen registradas más de 1700
especies entre invertebrados, algunos potencialmente nuevos para la ciencia, aves,
plantas, mamíferos y herpetos.
Entre las 1080 especies de invertebrados que se pueden ver en este entorno, y que
destacan frente a las 333 registrados en un lugar próximo que sí está protegido como es
es el Parque Regional del Sureste, encontramos algunas que no se conocían en España
como es el caso de la araña Zelotes pediculatus, (Foto 2) y otras protegidas y en peligro
de extinción como es el caso del Saga pedo (Foto 3). Además, nos encontramos con
mamíferos y reptiles singulares como el nóctulo gigante, un murciélago que también se
encuentra amenazado, o el eslizón tridáctilo (Foto 4).

Foto 2. Zelotes pediculatus ALBERTO J. NARRO-MARTÍN & DAVID CABANILLAS


Debido a su posición clave en la ruta migratoria de las aves europeas y africanas, las
Lagunas reciben multitud de visitantes emplumados a lo largo del año. Por otro lado, las
zonas circundantes son un ambiente semiestepario con gran variedad de matorrales y
plantas herbáceas autóctonas que retienen enormes cantidades de CO2 y sirven de
alimento para los miles de insectos que las frecuentan y que a su vez son depredados
por las aves y pequeños mamíferos insectívoros de Ambroz.

Foto 3. Saga pedo Jesús Toledano


Por último, cabe destacar el importante valor que tienen las Lagunas para la población
local, pues suponen un lugar de ocio y desconexión de la ciudad, donde no es raro
encontrar personas aprovechando este entorno naturalizado para pasear o montar en
bicicleta.

Foto 4. Eslizón tridáctilo Jesús Toledano

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo