Conecta con nosotros

Psicología

La Neuropsicología, un campo en plena expansión

Publicado

el

Poco a poco va calando en las mentes de las personas la figura del psicólogo. Parece que el estigma social que tenía nuestra profesión se va difuminando sigilosamente, aunque todavía está muy presente, pero cada vez hay más conciencia sobre el rol que representa la psicología en la salud. Existen muchas ramas dentro de nuestra profesión, pero hoy quiero pararme en una en concreto, la neuropsicología. 

Es una rama aún desconocida para la mayoría de la población y creo imprescindible hacer hincapié en su difusión. 

¿Qué es la neuropsicología? 

Es la ciencia que estudia las relaciones entre el cerebro y la conducta. La idea fundamental es que el cerebro es el responsable de toda la conducta, o lo que es lo mismo, es el órgano de la mente. 

Os cuento un poco los orígenes: 

Platón (420-347) situaba la parte racional del alma en el cerebro. Aristóteles (384-322), por el contrario, situaba la sede de los pensamientos y sentimientos en el corazón. Este debate duró más de 2000 años. Aún hoy en día en el habla cotidiana se siguen diciendo afirmaciones sobre las emociones y el amor haciendo referencia al corazón. 

En la época romana, Galeno (siglo II a.c.) propuso que la cognición tenía lugar en el cerebro. Gracias a su experiencia como médico y cirujano de los gladiadores, pudo ver los estragos que ocasionaban las lesiones cerebrales en la conducta, así como conocer la anatomía cerebral. 

Paul Broca (1824-1880) marcó un hito que probablemente dio comienzo a la neuropsicología moderna. Gracias a este cirujano francés conocemos hoy en día que existe una dominancia hemisférica para el lenguaje y que éste se encuentra en el izquierdo. 

Sin olvidar a Ramón y Cajal (1852-1934) que desarrolló la doctrina de la neurona como primer principio de la neurociencia. Afirmó que el sistema nervioso está compuesto por células (neuronas) bien establecidas y separadas que se comunican entre sí por medio de sinapsis. 

El siglo xx es el periodo de expansión, crecimiento y consolidación de la neuropsicología. Sin embargo, aún queda mucho por hacer, ya que el conocimiento actual sobre el cerebro y los procesos subyacentes a él no son completos. 

La neuropsicología se caracteriza por la utilización de innovadores métodos de investigación y el dominio de técnicas. Sus dos ramas fundamentales son: la neuropsicología experimental (dedicada a la investigación) y la neuropsicología clínica (dedicada a problemas clínicos y de la salud). 

¿Qué es la neuropsicología clínica? 

Se dirige fundamentalmente hacia la evaluación y/o la rehabilitación de las alteraciones neuropsicológicas (alteraciones de las funciones cognitivas: atención, memoria, lenguaje, funciones ejecutivas…). 

Realizamos mapas mentales de las personas mediante pruebas o test. 

¿Para qué sirve? 

Estas elaboraciones de mapas mentales sirven en contextos sanitarios, como por ejemplo en casos de daño cerebral adquirido, para saber qué áreas han sido afectadas y como plantear la rehabilitación de cada persona. 

En contextos educativos los mapas mentales nos dirán como potenciar las áreas menos desarrolladas para ayudar al niño a adquirir un mejor rendimiento académico. 

En el ámbito médico-legal o forense existe una demanda cada vez mayor de valoraciones neuropsicológicas para evaluar el daño, las secuelas y minusvalías que incapacitan a las personas.

Psicología

Octubre: mes para reivindicar la psicología 

Publicado

el

Apoyo psicologico adolescentes

El 10 de octubre fue el día mundial de la salud mental y el próximo 26 será el día del daño cerebral, días para darle voz a las dolencias del cerebro según Platón o del corazón según Aristóteles.

Está claro que las consultas de psicología están abarrotadas, y si algo nos ha enseñado esta pandemia, es que la psicología no es de locos si no que es de todos. Es una necesidad sanitaria que ha estado al pie del cañón y estará al pie del cañón para siempre.

Porque “lo normal” no existe y la gente normal tampoco. Existen modas y costumbres, emociones y pensamientos, conductas y consecuencias de las mismas. Encontrar el equilibrio que nos conduzca a la paz interior es el camino que muchos buscamos entre los laberintos mentales de baldosas amarillas.

¿Qué es el daño cerebral adquirido?

Hace referencia a la lesión o lesiones cerebrales ocasionadas accidentalmente en una persona que anteriormente no tenía.

Las causas más comunes de DCA son los traumatismos craneoencefálicos y los accidentes cardiovasculares. Otras causas son: tumores cerebrales, infecciones en el sistema nervioso central o la encefalopatía hipóxico-isquémica por una falta de aire en el cerebro.

¿Cuáles son las repercusiones del DCA?

Cuando una persona sufre un daño sobrevenido, ese daño va a repercutir en todas las áreas o esferas de su vida, generando gran impacto en su vida familiar, laboral y social.

Puede sufrir daños físicos, sensoriales, cognitivos, emocionales y conductuales, pudiendo repercutir negativamente en sus actividades de la vida diaria.

Tradicionalmente se les ha dado mucha importancia a los déficits físicos, pero en las últimas décadas también se ha estado prestando especial atención a las secuelas que conllevan las funciones cognitivas, emocionales y conductuales. Quizás son las que causan una mayor incapacidad y conllevan gran repercusión en la familia, generando dependencia. Es por ello que es importante prestar atención también a estos déficits, ya que ayudarán a la persona a mejorar su autonomía.

El pronóstico dependerá del grado de la lesión, su localización y expansión, pero también de las propias características del individuo y del hecho de recibir, o no, tratamiento. 

Continuar leyendo

Onda Cero Madrid Norte

¿Qué es la asertividad y cómo mejora nuestra forma de comunicarnos?

Publicado

el

Dos hombres charlando en unos sillones

  • La asertividad es una forma de comunicar ideas de forma clara y con respeto a los demás

  • Saber decir que no, conocer los propios derechos pero también los del otro

  • Como habilidad social, puede desarrollarse

Defender un punto de vista, expresar un sentimiento, de una manera clara, precisa y en el momento adecuado, con respeto hacia los demás, es una de los retos que encontramos a la hora de relacionarnos. El objetivo es que el mensaje llegue lo más nítido posible al receptor, sin agredir ni someter la voluntad de la otra persona.

«A veces nos cuesta poner en palabras lo que sentimos, y cuando lo hacemos no es de la mejor manera o nos callamos», explica Amelia Zamora, psicóloga del Servicio de Apoyo a los Servicios Sociales de la EMS de Tres Cantos.

La comunicación asertiva se relaciona con aprender a poner límites, saber decir que no. Esto significa conocer los propios derechos pero también conocer los derechos del otro es indispensable para mejorar las relaciones interpersonales y expresarse de una manera asertiva.

La asertividad se engloba dentro de las habilidades sociales y como habilidad de comunicación, ésta se puede desarrollar. «Poco a poco iremos repasando nuestros derechos asertivos, cuándo es legítimo expresar nuestra opinión y de qué manera. Es necesario compartir nuestras opiniones pero también nuestras necesidades y límites», explica Amelia Zamora.

«Entre los beneficios de la asertividad están quitarnos un peso de encima, nos hace confiar más en los demás. Es importante en todo tipo de relaciones: amorosas, familiares, entre amigos o laborales».

Continuar leyendo