Conecta con nosotros

Psicología

Psicología en la Onda: Discapacidad Intelectual, factores y tratamiento

La discapacidad intelectual es un trastorno del neurodesarrollo que puede deberse a multitud de factores: metabólicos, cromosómicos, infecciosos, etc.. Aunque se origina en la infancia también puede darse en la edad adulta por un daño sobrevenido.

Escrito hace

2 años

el

Jennifer Martínez, neuropsicóloga de Nerim

 

La discapacidad intelectual causa un funcionamiento intelectual situado significativamente por debajo del promedio. Existen diferentes grados: leve (CI 50-70), moderado (CI 30-55), grave (CI 20-40), profunda (CI 20-25) y discapacidad intelectual no especificada ya que no se puede valorar con test/pruebas estandarizadas.
Se van a ver afectadas diferentes áreas a nivel cognitivo que van a repercutir en las actividades de la vida diaria. Las áreas adaptativas que vamos a observar afectadas pueden ser :
La comunicación: Capacidad para aprender y transmitir información mediante signos.
Autocuidado: aseo, comida, vestido, apariencia física.
Vida doméstica : preparar la comida, limpieza, planificación diaria, comportamiento en el vecindario.
Habilidades sociales: mantener las relaciones, expresar, reconocer sentimientos, controlar impulsos, capacidad para hacer amistades, adecuar la conducta a las normas sociales.
Utilización de la comunidad: utilizar trasportes, tiendas, servicios sanitarios y educativos, acudir a parques, lugares de ocio.
Habilidades académicas: leer, escribir, memorizar, atender, calcular.
Autogobierno: Habilidad para tomar decisiones, cumplir horarios, iniciativa para comenzar actividades, asertividad para defender sus derechos.
Salud y seguridad: habilidades relacionadas con el mantenimiento de la salud como comer, identificar situaciones de peligro, seguir pautas saludables, identificar síntomas.
Ocio y tiempo libre: Desarrollo de intereses.
Trabajo: Habilidades para desempeñar un trabajo, como habilidades laborales.
Existe una limitación en las capacidades adaptativas y puede que una persona con DI tenga dos o más de es áreas citadas afectadas en comparación con su grupo de edad y referencia.
La incapacidad intelectual no es fija, si no que varía según el crecimiento del individuo, el ambiente y la estimulación que haya tenido.
Uno de los principales objetivos en el tratamiento es mejorar sus habilidades para la independencia, para su productividad y para su integración en la sociedad.

¿Cuándo se detecta?

No se puede identificar de forma evidente hasta la edad preescolar. Podemos observar anomalías siendo un bebé pero no se puede valorar hasta que el niño entra en edad preescolar.
El cuidado prenatal va a reducir el riesgo de padecer DI.
Las terapias de atención temprana por parte de varios especialistas y su seguimiento en el desarrollo van a facilitar las herramientas que necesita el niño para adquirir los requisitos necesarios para una vida adaptada y funcional.

 Tratamiento

Desde la Clínica Nerim recomendamos el tratamiento multidisciplinar e interdisciplinar adaptado al desarrollo madurativo inicial de cada individuo.
Una correcta valoración nos dará indicios de cómo iniciar el tratamiento, fijar unos objetivos y valorar el progreso de cada persona.
Con terapia de conducta (y apoyo farmacológico en algunos casos) podremos trabajar:
Control de instrucciones:
modificar las condiciones físicas del ambiente
mantener a la persona activa e interactiva
fomentar el aprendizaje
desvanecer gradualmente la ayuda
Implementar sus habilidades sociales
Minimizar la utilización del castigo
Eliminar conductas desadaptativas (rabietas, autolesiones, estereotipias, agresiones)
Con terapia ocupacional se podrá fomentar las áreas motoras y sensoriales para mejorar una calidad de vida adaptada a sus actividades de la vida diaria.
Con logopedia se podrá mejorar el área del lenguaje y de la deglución.
Con fisioterapia se podrá mejorar todas las áreas musculoesqueléticas .

 

Onda Cero Madrid Norte

Psicología para Más de Uno: Hablemos de Suicidio

Escrito hace

22 horas

el

24/01/2022
Mujer llorando de dolor

  • Resulta muy importante hablar de suicidio en los medios de comunicación. Hoy día es un grave problema de salud pública.

  • Según los datos de la Organización Mundial de la Salud cada año cerca de 800.000 personas se quitan la vida en todo el mundo y hay muchas más que lo intentan.

Jennifer Martínez, psicóloga Clínica Nerim.- En España según los datos del Instituto Nacional de Estadística en 2018 la tasa de suicidios fue de 7,6/100.000 hab/año, lo que lo convierte en la primera causa de muerte externa con 3. 539 fallecimientos/año de los cuales 2.619 fueron hombres y 920 mujeres. Esto supone el doble de muertes por suicidio que por accidentes de tráfico, dejándonos una media de 10 suicidios al día, o lo que es lo mismo, una muerte por suicidio cada 2 horas y media.

Según la OMS, el suicidio afecta mínimamente a 6 personas del entorno de la persona y si es en instituciones o en el trabajo puede afectar a cientos de personas.

La no difusión de este tipo de noticias en medios de comunicación, se realizaba para evitar el “efecto Werthere” o de imitación.

El efecto Papageneo es el efecto preventivo que puede tener sobre la conducta suicida una comunicación responsable que siga unas pautas establecidas. Este nombre viene del cuento popular “la flauta mágica” donde unos niños le dan diferentes alternativas para superar su situación al protagonista.

SEÑALES DE ALERTA DE LA CONDUCTA SUICIDA.

Señales verbales

-Comentarios negativos sobre su futuro o relacionadas con el acto suicida o la muerte. Expresan estar solos y aislados y se ven incapaces de sobrellevar su vida cotidiana, sentimientos de impotencia, indefensión, depresión y desesperanza. “No valgo para nada”, “Esta vida es un asco”, “Mi vida no tiene sentido”, “Estaríais mejor sin mí”, “Lo mío no tiene solución”, “Las cosas no van a mejorar nunca”…

-Despedidas verbales o escritas. “Quiero que sepas que en todo este tiempo me has ayudado mucho”, “Siempre te querré”…

-Amenazas o comentarios a personas cercanas sobre su intención. “No deseo seguir viviendo”, “Un día de estos acabo con todo”…

Señales no verbales

-Cambio repentino en su conducta. Puede ser un aumento significativo de la irascibilidad, de la irritabilidad, un aumento en la ingesta de bebidas alcohólicas… O el otro extremo, un periodo de calma repentina cuando previamente ha presentado gran agitación. A veces esto puede deberse a que ya ha tomado una decisión para acabar con su sufrimiento.

-Alteraciones del estado de ánimo. Estando con depresión se da una mejora repentina e inesperada, momento en el cual pueden sentirse con fuerza suficients para llevar a cabo sus planes de suicidio.

-Cerrar asuntos pendientes, preparación de documentos, regalar objetos muy personales, cerrar cuentas en redes sociales…

-Aislamiento personal y social. Pérdida de interés por sus aficiones, apariencia física personal, obligaciones laborales, familiares y de amistad.

-Recolección de información sobre formas de autolesionarse y métodos de suicidio.

-Adquisición de posibles medios lesivos, sin ningún tipo de motivación aparente.

Recursos:

La conducta suicida se considera un continuo en el que la persona comienza con la ideación suicida, siguen con la planeación y pueden concluir con la consumación de la idea.

En caso de emergencia, riesgo inminente o intento consumado llamar al 112.

Ante señales de alarma o ideación suicida: Informar a familiares para concienciar de la situación por la que está pasando y proporcionarle apoyo. Ponerse en contacto con los servicios de salud mental. Es importante no vivirlas en soledad.

Teléfono de la esperanza 717 003 717 otro número gratuito es el 024 teléfono de atención al suicidio en España

Recursos en internet sonde se puede encontrar contenido de ayuda

Continuar leyendo

Onda Cero Madrid Norte

Psicología: Cómo gestionar la tristeza sea o no Blue Monday

Escrito hace

1 semana

el

17/01/2022
Tristeza

Este lunes 17 de enero es para muchos, el ‘Blue Monday’ . Creamos en él o no, es una buena fecha para hablar sobre la tristeza y cómo gestionarla, con nuestra psicóloga, Amelia Zamora.

¿Qué es el Blue Monday’?

Se trata de una teoría que marca el tercer lunes de enero como la jornada más triste del año. En este día se dan factores como las facturas pendientes de Navidad,  no haber cobrado el sueldo de enero, el frío del invierno y los difíciles propósitos que nos marcamos por Año Nuevo.

La tristeza

Nos recuerda Amelia Zamora que la tristeza es una de las emociones universales, «todas las personas, independientemente de su cultura, su nivel económico o de formación, siente tristeza». La psicóloga explica que estas emociones son una respuesta fisiológica, un sistema por el que empezamos a sentir, para después entender lo que está sucediendo.

Es cierto que se trata de una de esas emociones «difíciles de vivir», por lo que muchos huyen de ella, pero Zamora nos recuerda: «las emociones somos con el agua, si no salen por un lado, saldrán por otro».

Identificar el origen

Ponerle palabras a lo que nos sucede es el primer paso para comprenderlo. Amelia Zamora explica cuándo puede aparecer la tristeza:

De forma ‘lógica’ puede aparecer antes situaciones de pérdida, (seres queridos, mascotas, empleo…), también en situaciones en las que recordamos tiempos anteriores más felices, desde una perspectiva de la melancolía y la nostalgia. En estos casos, debemos entender y aceptar que es una emoción totalmente normal, «debemos permitirnos estar tristes».

En otras circunstancias ‘menos lógicas’ también aparece esa tristeza. Es el caso de situaciones de cansancio acumulado, intenso ritmo de vida, sacrificando horas de sueño, también cuando estamos ansiosos y con mucha tensión…En estos casos, ‘regular’ los ritmos básicos puede ayudar a superar el sentimiento.

Continuar leyendo