logo onda cero

ESCÚCHANOS ONLINE

Psicología

Psicología en la Onda: Efectos del alcohol en el cerebro de los adolescentes

Escrito hace

1 año

el

Según el Ministerio de Sanidad, el inicio del consumo de alcohol en España se inicia a los 13 años.

6 de cada 10 adolescentes, jóvenes de entre 14-15 años han consumido alcohol alguna vez en su vida y uno de cada 3 lo ha hecho en los últimos 30 días.

El número de chicas que consumen alcohol y se emborrachan es superior al de los chicos pero éstos consumen más cantidad.

Entre otros efectos, el alcohol disminuye la atención, la capacidad de toma de decisiones y el tiempo de reacción.

Puede perjudicar el desarrollo cerebral y ocasionar problemas de memoria y aprendizaje, provocadas por el etanol que contienen.

La encefalopatía de Wernicke  y el Síndrome de Korsacoff son afecciones o daño cerebral causado por la disminución de vitamina B1, característico de personas alcohólicas.

¿Por qué bebemos?

  1. Búsqueda de efectos psicoactivos.
  2. Para mejorar las relaciones con los demás (desinhibición social).
  3. Para evadirnos (de la/nuestra realidad).
  4. Para celebrar.
  5. Aparentar ser adultos. 
  6. Para integrarse en el grupo (comportamiento social). 

En España se ha extendido beber en «atracón» o «binge drinking«, beber grandes cantidades de alcohol en un escaso período de tiempo, generalmente los fines de semana.

El riesgo para la salud física, mental y social es preocupante además de ser un predictor de posible dependencia en la edad adulta.

La imitación y el deseo de ser como los demás tiene un peso muy importante en el inicio del consumo.

En esta etapa el cerebro aun esta en desarrollo y el consumo incide negativamente en ello.

Un estudio realizado en Madrid en el Campus de Montegancedo por Ángela Correas et al. consistió en medir los ritmos cerebrales en población sana de 20 años, que consumían alcohol en atracones los fines de semana. Querían estudiar si este consumo en «atracón» o «binge drinking» era inocuo o tenía algún tipo de consecuencia. Finalmente observaron una reducción de la actividad del ritmo alfa en el lóbulo frontal para tareas de inhibición de control de conducta.

Prevención 

  1. Detectar menores en riesgo.

 La familia y los centros educativos son los primeros en darse cuenta de las primeras señales de alarma. Es importante brindarles herramientas para mejorar. Para ello, un profesional cualificado será el mejor aliado.

Los signos de riesgo podrían ser:

  • Baja autoestima
  • Problemas en habilidades sociales 
  • Problemas en manejo emocional o tolerancia a la frustración
  • Dificultades de aprendizaje 
  • Ansiedad o depresión, etc.
  1. Modificar la percepción de normalidad del consumo y actitudes de proconsumo.
  2. Limitar el acceso al consumo. 

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!

Onda Cero Madrid Norte

Psicología: ‘El estrés de ser turista’ o la importancia del descanso

Escrito hace

1 mes

el

05/07/2022
tarjeta de embarque en aeropuerto

Con el mes de julio, arranca definitivamente la época de vacaciones. Tiempo para relajarnos, descansar, desconectar…pero, ¿Cómo de estresante puede ser turista? Aprovechar el tiempo al máximo y no permitirse ‘perder el tiempo’ puede tener consecuencias. Hoy hablamos de la importancia del descanso con Amelia Zamora, psicóloga del Servicio de Apoyo a los Servicios Sociales de la EMS de Tres Cantos.

«Muchas personas se toman las vacaciones como experiencias llenas de obligaciones», señala Amelia Zamora, «tienen la necesidad de sentir que están aprovechando el tiempo, como si descansar no fuera hacerlo».

Ir a ver museos y rincones típicos de nuestro destino de vacaciones, realizar planes sin parar, buscar la experiencia perfecta, son algunas de esas obligaciones autoimpuestas.

La psicóloga nos recuerda la importancia de tomarse un tiempo de descanso, que puede ser recuperar el sueño o divirtiéndonos.

«No descansar puede provocar irritabilidad, tenemos poca paciencia, nos enfadamos fácilmente…no conectamos con el sentimiento del cansancio pero estamos malhumorados», señala Zamora, «Otra consecuencia puede ser la tristeza. Muchas personas vienen a consulta pensando que están deprimidas y lo que realmente están es cansadas».

Su consejo, estas vacaciones dejar espacio al descanso.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Onda Cero Madrid Norte

De bienes de producción a dar sentido a nuestra vida, cómo ha cambiado el motivo para ser padres

Escrito hace

2 meses

el

13/06/2022
madre soltera con hijos
  • En la época preindustrial, los hijos eran mano de obra gratuita

  • En la actualidad, la paternidad o maternidad se vive de una forma casi «filantrópica»

  • La menor necesidad ‘productiva’ de los hijos, promueve que pueda existir de forma más común la decisión de no tener hijos

Hace unas semanas, en nuestra charla con Amelia Zamora, psicóloga del Servicio de Apoyo a los Servicios Sociales de la EMS de Tres Cantos, quedó en el aire una pregunta, ¿para qué tenemos hijos los seres humanos?

“Van de la mano de los cambios de modelo económico”, señala Amelia Zamora. La psicóloga explica que en la familia preindustrial y agraria, los hijos se tenían como «bienes de producción», mano de obra gratuita para ayudar en las labores agrícolas.

En la familia industrial, los hijos se podrían identificar como «bienes de inversión», destaca Zamora como se ‘perpetúan’ los negocios y el patrimonio de las familias de una generación a otra, además de añadir nuevo patrimonio mediante los matrimonios entre distintas familias.

En la familia postindustrial los hijos se ven más como «bienes de consumo». Hoy en día, en países enriquecidos se elige tener hijos por vivir esa experiencia y se ve de forma negativa los motivos que podían llevar a tener hijos en épocas anteriores. Es un cambio generacional muy importante, por ejemplo, en la generación del siglo pasado, los hijos aportaban parte de su jornal para ayudar a la familia. Ahora colocamos a los niños de forma más central, más atentos a las necesidades de la infancia».

Explica Amelia Zamora que «casi tenemos hijos de forma filantrópica, para que nos superen en felicidad. Otra de las funciones es dar identidad y sentido de la vida a los adultos que se convierten en padres o madres».

En estos motivos menos «productivos» es más fácil que se de la alternativa de aquellas personas que descartan la paternidad o maternidad de sus planes. A pesar de los cambios, algunos valores continúan presentes: «cuando una mujer dice que no quiere tener hijos, lo primero que se le plantea es quién te cuidará cuando seas mayor, algunos conceptos se mantienen en el imaginario colectivo».





¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo