Conecta con nosotros
Ecoembes

Psicología para el día

‘Jugar para aprender’, como ayudar al desarrollo de niños entre 12 y 24 meses

En esta segunda parte quiero abarcar desde que el niño comienza a andar, ya que para muchos padres es el punto de corte que separa la etapa del bebé a la etapa del niño. 

Redacción

Publicado

el

A continuación hablaré sobre las diferentes áreas que pueden estimularse para fomentar un desarrollo equilibrado, con una dinámica educativa positiva enfocada a las necesidades del niño, comprendiendo las etapas por las que pasan y aplicando juegos y juguetes adecuados para ello.

1. Como ayudarle en su desarrollo motor

Muchos niños comienzan a dar sus primeros pasos en esta etapa. Motivarlo a caminar agarrándose de tu mano o a muebles cercanos y ofrecerle oportunidades para moverse sin ayuda, le ayudará a coger cada vez más confianza para lanzarse en esta aventura. En esta fase el juguete que me parece más apropiado es el que permite al niño levantarse apoyándose en él y empujarlo para moverse por todo su espacio. Algo tipo carrito.
En esta etapa nadar y chapotear le ayudará a mejorar la coordinación de sus extremidades al igual que los juegos que combinan escalones y escaleras de mano, buenas para el equilibrio y tono muscular.

2. Como ayudarle en su desarrollo lingüístico.

Háblale tan a menudo como podamos. Mirarle atentamente y mostrar interés cuando conteste, le hará sentirse seguro. Lo importante no es la pronunciación en esta fase. Es el turno de emisión de la palabra.
Cuando diga algo bien el refuerzo será crucial. Ej. ” ¡¡¡si !!! ¡¡¡es un coche!!! ¡¡¡muy bien!!!
Explicarle lo que estás haciendo mientras él es testigo, le ayudará a ampliar su vocabulario. Ej. “Ahora vamos a quitar los calcetines” mientras se los quitas.
Usa palabras cortas y enfatiza las palabras clave, eso le ayudará a concentrarse en la información importante.
Leer con él o comentar las imágenes de un cuento ampliará también su vocabulario.
Los juegos basados en escuchar con atención le ayudará a desarrollar esta capacidad. Ej. “¿Qué animal es este? ,
-muuuuuu
– vaca
Al igual que escuchar canciones y cantarlas.

3. Comienzo a establecer límites

En esta etapa es bueno empezar a establecer límites. Los límites y las rutinas van prácticamente de la mano y van a mejorar su autonomía y su sentimiento de seguridad.
Os dejo algunos consejos:
Establecer normas que no dejen lugar a dudas con órdenes cortas y sencillas le ayudarán a poder cumplirlas.
“ahora no puedes comerte una galleta, después de comer si.”
Imponer un límite y cumplirlo hará que tu hijo lo entienda y lo aplique.
Decirle que no puede comerse una galleta hasta que no coma e incumplir la norma que le acabamos de decir, hará que no tenga validez la próxima vez.
Es bueno ponerle obligaciones para fomentar su autonomía, anteponlas antes de jugar.
Ej. Recoger o limpiar algo que haya ensuciado
Los niños en esta fase son muy movidos, necesitan experimentar con su cuerpo y sus sentidos para aprender. Suben y bajan, tiran cosas, experimentan rabietas, etc..
Es bueno que puedan anticipar qué ocurrirá después. Las rutinas harán que tu hijo no esté nervioso, explicarle lo que sucederá le ayudará a asimilar los acontecimientos.
Ayudarle en su autonomía permitiendo que realice las cosas por él mismo contribuirá a desarrollar un entorno positivo.
Comer solo con una cuchara o tenedor, ponerse alguna prenda de vestir solo fomentará su grado de independencia y cooperación.

- Publicidad - Merbauto
Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Psicología para el día

Cómo defenderse (a nivel psicológico) de un nuevo confinamiento

François Congosto

Publicado

el

defensa psicológica ante el coronavirus

Desarrollar recursos en el ámbito psicológico para evitar la incertidumbre que genera el coronavirus es una forma de enfrentarse a un nuevo confinamiento.

La posibilidad de que las autoridades políticas decreten nuevos confinamientos domiciliarios ha generado ansiedad y la búsqueda de recursos para enfrentarse al mismo. La psicóloga Amelia Zamora, del servicio de apoyo a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Tres Cantos, ha dado algunas pautas para defenderse a nivel psicológico ante un nuevo confinamiento.

Según la psicóloga, “el hecho de ya haber pasado por un confinamiento en marzo y abril permite tener ciertas herramientas para enfrentarse mejor”. Conviene recordar que uno de los consejos ha sido reducir el contacto con la información relativa al virus.

Zamora, que habló hace unas semanas de las secuelas psicológicas del confinamiento, también recomienda pensar en positivo. Por ejemplo, ser conscientes de que hay varias vacunas avanzadas y que esto permite vislumbrar el final a la crisis sanitaria.

Igualmente para defenderse a nivel psicológico ante la incertidumbre de un nuevo confinamiento, se aconseja apuntarse a actividades que permitan poner el foco en otros temas que no sea la pandemia. “Las iniciativas, aunque sean online, permiten tener la mente en otros temas que no sean los que nos preocupan”, señala Zamora.

Continuar leyendo

Psicología para el día

Psicología para el día: las secuelas psicológicas del confinamiento

François Congosto

Publicado

el

El confinamiento ha podido provocar patologías psicológicas

Semanas de confinamiento en una situación en la que los ciudadanos no nos habíamos visto antes han podido provocar secuelas psicológicas. Entre ellas, estrés postraumático (en forma de insomnio, miedo, angustia, entre otros), ansiedad, manías, o incluso depresión.

Hoy hemos hablado sobre este tema con la psicóloga Amelia Zamora, del Servicio de Apoyo a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Tres Cantos. En primer lugar ha aclarado que la aparición de secuelas psicológicas depende de las circunstancias en la que se ha desarrollado el encierro en casa.

“No es lo mismo una familia que vive en un espacio reducido, a otra en la que cada miembro ha podido tener su propio espacio”, ha señalado Zamora.

La experta también ha explicado que las secuelas psicológicas vienen generadas por la incertidumbre que genera el confinamiento. También por el hecho de recibir un aluvión de informaciones, a veces contradictorias, sobre el virus.

Por otro lado, destacar otro efecto del confinamiento generado por la pandemia, que también ha podido provocar problemas entre los miembros de la pareja.

Continuar leyendo
- Publicidad - Merbauto