Conecta con nosotros

UAM

Estrés y miedo entre los trabajadores de residencias de mayores

Nota de Prensa

Publicado

el

Como parte de las consecuencias de la pandemia actual, los trabajadores de residencias de mayores están experimentando riesgos psicosociales laborales que podrían afectar gravemente su bienestar y salud. Un trabajo de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), publicado en el Journal of Applied Gerontology, llama la atención sobre la necesidad de identificar y prevenir estos riesgos.

El Equipo de Investigación Personalidad, Estrés y Salud, junto al profesor Luis Manuel Blanco Donoso, de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), advierten que en España los trabajadores de residencias de mayores están experimentando riesgos psicosociales laborales que podrían afectar gravemente su bienestar y salud.

En el estudio, llevado a cabo durante los pasados meses de abril y mayo, participaron un total de 228 trabajadores provenientes de residencias de 42 provincias españolas, entre los que se encuentran médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, auxiliares de geriatría, trabajadores sociales, psicólogos, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, directores y coordinadores.

 Los resultados, publicados en la Journal of Applied Gerontology, reflejan que los trabajadores sociosanitarios de las residencias presentan sobrecarga y presión social derivada de su trabajo, así como un sufrimiento importante a causa del contacto con la muerte y el dolor al que han estado expuestos. 

“Estos trabajadores están preocupados por la falta de personal y de material de protección para no contagiarse ni contagiar a otros —afirman los autores—. El personal médico y de enfermería es el más perjudicado, probablemente debido a su implicación directa en el cuidado de las personas que han contraído el virus, así como debido a las decisiones extremadamente difíciles que han tenido que tomar”. 

Estrés traumático secundario 

Entre estos trabajadores de residencias de mayores se han encontrado también niveles altos de estrés traumático secundario, siendo todavía más altos entre aquellos trabajadores de residencias en las que se detectaron casos positivos de COVID-19. 

El estrés traumático secundario se define como el conjunto de emociones y conductas que aparecen como resultado de ser testigos del trauma que ha vivido otra persona, o bien de ayudar o cuidar a una persona traumatizada. Los síntomas son parecidos a aquellos experimentados por las personas que viven el trauma en primera persona. 

“También se apreció entre los participantes niveles moderadamente altos de miedo al contagio, miedo que parece incrementarse entre aquellos profesionales de mayor edad, debido muy probablemente a la percepción entre estos trabajadores de una mayor vulnerabilidad a las consecuencias del virus”, afirman los investigadores.  

Apoyo de supervisores y compañeros

No obstante, el estudio también reflejó que, entre los trabajadores de residencias de mayores sometidos a una mayor carga de trabajo, aquellos que percibían mayor apoyo por parte de sus supervisores experimentaban menos estrés. 

“Ante la presión social derivada de su trabajo, aquellos que percibían poco apoyo por parte de sus compañeros experimentaban también mayores niveles de estrés —apuntan los autores—. Es más, el apoyo que los trabajadores perciben de sus compañeros permitió amortiguar el impacto que estresores como el sufrimiento ocasionado por el contacto con la muerte y el dolor tenían sobre el miedo al contagio”.  

Sobre la base de estos resultados, los investigadores llaman la atención sobre la urgente necesidad de implementar programas de prevención de riesgos psicosociales laborales en el sector de las residencias de mayores. “La experiencia del estrés traumático secundario es riesgo psicosocial laboral derivado del contacto con la tarea traumática. La intervención temprana podría ayudar a prevenir el desarrollo de un problema psicológico mayor en fases posteriores”, aseguran. 

“Estos programas —añaden— podrían también ayudar a prevenir el agotamiento y desgaste que estos profesionales presentan, e incluso disminuir las altas tasas de abandono que se encuentran en este sector profesional. 

Por último, el trabajo resalta la importancia de proporcionar a los trabajadores de residencias de mayores recursos suficientes para protegerse del contagio y así reducir su ansiedad y preocupación por infectarse, infectar a sus seres queridos o a los residentes de los centros. “Además, la disponibilidad de estos recursos probablemente ayude a aumentar su sentido de control de la situación, contribuyendo así a reducir sus niveles de estrés y miedo”, concluyen los investigadores.

Onda Cero Madrid Norte

Gerry Roberts, símbolo de superación, regresa a la UAM con su exposición ‘Florescencias entre luces y sombras’

Sonia Crespo

Publicado

el

Florescencias. Gerry Roberts

Nos vamos hasta la Universidad Autónoma de Madrid para colarnos en la exposición que se estrena este miércoles 7 de abril: Florescencias entre luces y sombras, pintura de Gerry Roberts. El comisario de la exposición y responsable del patrimonio artístico de la UAM nos da las claves.

Exposición: Florescencias entre luces y sombras. Pintura de Gerry Roberts

En ocasiones, la luz parece desvanecerse, se agota. Nuestros ojos no poseen la capacidad firme que tuvieron en otro momento para interpretar el entorno mediante la claridad provocada por el sol.

Pero hay otros astros, otros fulgores que atesoramos dentro: el potencial de transformación para seguir adelante con la misma fuerza, la ilusión por escapar a las tinieblas, el tesón para imaginar y recrear otras ideas, otros ambientes y sensaciones placenteras.

Tras los severos resultados obtenidos en unas pruebas médicas, Gerry Roberts entendió pronto la necesidad de ensayar las imágenes del pasado para trasladarlas rejuvenecidas a una actualidad muy diferente: tenía que explorar en los recuerdos, que verificarlos y contrastarlos con la realidad material presente, que selecciona y observa de cerca, de muy cerca hasta palparla con delicadeza. En ello puso y planta tanta vida, tantos trazos y colores, que delató de inmediato un ánimo privilegiado, otro tipo de energía para resolver y emprender caminos nuevos sin atender a la extraordinaria agudeza, ni a la nitidez con que algún día había llegado a percibir visualmente.

Como artista, se dispuso a salir de la noche buscando en su historial más placentero, en el gusto y la tradición inglesa de la ornamentación floral, en el exotismo indio, en la inmensidad y riqueza del paisaje australiano y español. Se fijó en las plantas, en las flores, en sus aromas y sensaciones táctiles; pero también en los géneros que sugerían, en el hombre y la mujer, en un erotismo refinado, en la gracia de los atuendos de sus ancianos familiares, en los complementos y motivos decorativos de toda clase. En tantas cosas. Y así, con aquellas imágenes precedente por él compuestas, volvió a mirar en sus amadas flores. Siempre las flores allí y entonces, aquí y ahora presentes y compuestas con diferentes técnicas: témpera, acrílico, tinta, acuarela, pastel y lapicero sobre lienzo y papel.

Gerry se reinventó, volviendo la mirada hacia sus raíces y dando, después, un paso firme hacia delante. Quería seguir pintando con el mismo impulso y color, aunque diferente.

A través de las 77 obras instaladas, la muestra descubre los discursos florales del artista entre 1970 y 2020, las mismas décadas vividas por nuestros campus de Cantoblanco y de Medicina hasta hoy.

La Sala está ordenada en tres espacios diferentes, aunque enlazados mediante los tránsitos permitidos por la disposición intercalada de los paneles, que permite la conexión visual entre las obras y establecer diálogos representativos, técnicos y cromáticos entre ellas gracias a las perspectivas. Tras acceder a la moderna estancia, existe un primer bloque de exhibición que funciona como “galería” de lo realizado en los últimos años, con dos grandes mesas-vitrina que alojan 12 cuadernos de viaje o libros de artista con excelentes dibujos, crónicas y fotografías; y la obra pictórica enmarcada y soportada por 12 paneles, 7 de los cuales funcionan como “atelier” en el lado opuesto, con la presencia de grandes hojas sin enmarcar, y sucedidas de arriba abajo del tablero, para demostrar la fuerza de la materia y viveza del color sobre las diferentes calidades del papel liberado del cristal. Este mismo espacio sirve de tránsito a la parte “histórica”, que acoge numerosas realizaciones del creador desde 1970 hasta justo antes de sus problemas en la vista, en las que el detalle y luego la mancha crean un universo particular de imaginación en torno a la flora y el género humano.

Propósito

En un momento tan complicado y difícil como el vivido desde marzo de 2020 hasta la actualidad, parecía necesario aportar a la Cultura –para el disfrute de la comunidad universitaria y el de la ciudadanía en general– una exposición que demostrara el poder de la luz, el influjo del color y lo sugerente de las formas para aminorar los efectos devastadores de esta pandemia cruel y larga. Se trataba de aliviar la angustia, la penumbra y el dolor causado por la pandemia de la COVID-19 y los traumas surgidos a causa de ella.

El ejemplo de supervivencia de Gerry Roberts era clave para esta ocasión, como demostración de poder seguir adelante despejando tinieblas para llegar a otras tonalidades de vida. El género humano, y el artista en particular, contiene sentimientos y sentidos que elabora y representa visualmente para cautivar a los demás, para aislarnos de lo peor, de la oscuridad.

La exposición establece una clara correspondencia entre la semioscuridad en la que vive el artista, que recurre a los recuerdos y a su reinterpretación actual para seguir adelante en su particular camino de luz y emoción, con el momento actual en el que nuestros mejores recuerdos y aficiones nos devuelven a la vida y a lo más vibrante de ella.

Sensualidad refinada y creativa. Las obras expuestas son miradas que, en ocasiones, vuelan por encima de la conciencia periférica, la coordinación del ojo, la percepción de profundidad, la capacidad de enfocar y la visión de los trazos y las entonaciones. Para el autor son algo más, la ilusión por crear, divertirse, emocionarse y deleitar a los demás con esta explosión cromática y primaveral que coincide en fechas con la surgida en la misma naturaleza.

José Antonio Sebastián Maestre, Comisario de la Exposición

Sobre Gerry Roberts

Roberts abrazó el momento regenerador y mágico de la pintura tras un fecundo y atractivo camino profesional como director creativo y artístico en agencias, ideando campañas publicitarias para renombradas firmas internacionales: Cadbury, Club Med, De Beers, Fiat, Museo Thyssen-Bornemisza, Nobilis, Révlon y Winston, entre otras; en ciudades como Auckland, Londres, Los Ángeles, Madrid, Nueva York, París y Sydney. Proyectos fascinantes que le reportan numerosos galardones: AMPE (España), CANNES LIONS (Francia), Eurobest (UK), CLIO y MAX Awards (USA) y FACTS (Australia).

Brillante periplo desde el que se lanza a la exploración de otras formas de expresión artística más personales: el dibujo, la pintura y el collage, que tanto le atraen desde su etapa de formación en la Escuela de Bellas Artes de Adelaida (South Australia), su ciudad natal.

Exposiciones precedentes del creador

Gerry Roberts se acerca por segunda vez hasta este marco expositivo y universitario de la UAM, distanciado media hora del centro de Madrid y de las grandes colecciones del Paseo del Prado, tras algunas producciones como su primera exhibición colectiva, Anima-Animal (2009), organizada por la Galerie Médiart de París cerca del Centre Pompidou; la misma ciudad que poco después acoge su primera individual, Impatiens (2010), presentada por Atelier 7. Muestras precedidas por una gran recopilatoria, Pensado en España (2005), dentro de la Sanzspace Gallery de Madrid y otras presentaciones de carácter menor hasta traer a la UAM su colección Diálogos con la geometría (2019).

Exposición: Florescencias entre luces y sombras. Pintura de Gerry Roberts

Comisario: José Antonio Sebastián Maestre, responsable del Área de Gestión del Patrimonio Artístico, UAM

Fechas: 7 al 29 de abril, 2021

Lugar: Sala Exposiciones UAM • 1ª planta. Plaza Mayor del Campus de Cantoblanco

www.uam.es/salaexposiciones

 

Continuar leyendo

UAM

La ‘dieta atlántica’ reduce la mortalidad en las personas mayores

Sonia Crespo

Publicado

el

Dieta atlántica

La dieta tradicional de Galicia y el norte de Portugal —rica en pescado, carne, lácteos, verduras y legumbres, patatas y pan integral— se asocia a menor mortalidad en los adultos mayores, según un estudio liderado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el CIBERESP y el instituto IMDEA Alimentación.

En estudios previos, el equipo de investigadores —pertenecientes al departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el CIBERESP y el instituto IMDEA Alimentación— había observado que las personas que seguían una ‘dieta atlántica’ mostraban menos frecuencia de obesidad, y mejores valores de algunos factores de riesgo cardiovascular como el colesterol, los triglicéridos y la presión arterial.

“Estas mismas personas también tenían, en parte por la misma razón, un menor riesgo de sufrir infarto de miocardio; por lo que tenía sentido comprobar si la dieta atlántica se asociaba también con menor mortalidad”, detallan los autores.

10 años estudiando a 3.165 personas

Con esta hipótesis de partida, el equipo utilizó los datos de la cohorte ENRICA-Seniors, formada por 3.165 personas mayores de 60 años, seguidas desde 2008-2010 hasta 2020. “Se trataba de ver si los individuos que al inicio del estudio tenían un patrón de alimentación más parecido a la dieta atlántica morían menos que los demás, a lo largo de los más de 10 años de seguimiento”.

Así, los investigadores comprobaron que las personas con una alimentación más acorde con el patrón de la dieta atlántica tenían una mortalidad un 33% menor que aquellas cuya dieta se ajustaba menos al patrón de dieta atlántica.

Según los resultados, publicados en BMC Medicine, los beneficios sobre la mortalidad se debieron en parte a un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y por cáncer.

“Cabe mencionar —aclaran los autores— que estos resultados no se debían a diferencias entre los que seguían y no la dieta atlántica en otras variables relacionadas con la mortalidad, como la edad, el consumo de tabaco, la actividad física o la presencia de enfermedades crónicas, pues estas variables se tuvieron en cuenta en los análisis”.

Dieta tradicional de Galicia y el norte de Portugal

La dieta atlántica es un compendio de lo que la geografía y la meteorología han puesto a disposición de los habitantes de Galicia y el norte de Portugal desde hace siglos. Por un lado, la proximidad al océano Atlántico permite un consumo regular de pescado. Por otro lado, la abundancia de pastos facilita la ganadería, y con ella el consumo de carne roja, embutidos y otros productos del cerdo y lácteos.

Los productos de la huerta —como patatas, verduras y legumbres— también son habituales en toda la región, y se consumen además en forma de caldo gallego o caldo verde. El pan es integral, de centeno, maíz o trigo. Por último, tradicionalmente las comidas se acompañaban de vino.

En este reciente estudio, la mayoría de los componentes de la dieta atlántica se relacionaron con una menor mortalidad, aunque las asociaciones fueron pequeñas. Según los autores, este no es un hecho extraño, ya que el conjunto de la dieta es más importante que sus componentes por separado. “Por ejemplo, si una persona consume regularmente pescado, verduras, legumbres y carne, como en el contexto de la dieta atlántica, sus efectos sobre la salud se pueden ir sumando”.

Dieta atlántica frente a dieta mediterránea

Por último, los autores compararon la dieta atlántica y la dieta mediterránea. “El resultado fue bastante llamativo, pues la reducción de la mortalidad en los que seguían la dieta atlántica fue muy similar a la que se obtenía al consumir una dieta mediterránea”.

Con la cautela necesaria, al tratarse de un estudio sólo en personas mayores, los investigadores consideran que estos nuevos datos apoyarían el desarrollo en Galicia y el Norte de Portugal de guías alimentarias que tuvieran en cuenta su patrón dietético tradicional. “E incluso —concluyen los autores— el realizar investigaciones similares en otros países del Norte de Europa, porque nuestra dieta atlántica no es tan diferente a la suya”.

Continuar leyendo
Escúchanos Onda Cero Madrid Norte On line
Ocio y Cultura Onda Cero Madrid Norte

Escuchan tus conversaciones, venden tus datos digitales…’El Gran Hermano te está vigilando’

Onda Cero Madrid Norte Psicología

Mi Hípica en Miraflores te propone superar tus miedos con ayuda de sus caballos

Onda Cero Madrid Norte UAM

Gerry Roberts, símbolo de superación, regresa a la UAM con su exposición ‘Florescencias entre luces y sombras’

Psicología

Psicología en la Onda: Efectos del alcohol en el cerebro de los adolescentes

Consejos de Cocina Onda Cero Madrid Norte

Cocina con Lutín: Blanco de espárragos y graten de almendras

,