logo onda cero

ESCÚCHANOS ONLINE

UAM

La UAM desarrolla actividades que mejoran aprendizaje y razonamiento científico en las aulas 

Escrito hace

1 año

el

  • Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), han diseñado e implementado una secuencia de actividades de aprendizaje para alumnos 4º de ESO que aborda los contenidos de mitosis y meiosis contextualizados en problemas cercanos a su realidad. 

  • Los resultados, publicados en Journal of Biological Education, demuestran que este tipo de actividades fomentan el desarrollo y aplicación de conocimientos y destrezas científicas por parte del alumnado. 

Universidad Autónoma de Madrid UAM La división celular es un proceso biológico esencial relacionado con temas de interés socio-científico como el cáncer o los problemas reproductivos causados por la contaminación ambiental. Su enseñanza es clave y recurrente a lo largo de la escolarización obligatoria, pero entraña diversas dificultades de aprendizaje.

Como parte de estas dificultades, están las limitaciones del alumnado al interpretar imágenes reales de células en división, o al integrar y aplicar sus conocimientos sobre el proceso para resolver casos concretos.

Igualmente, durante la enseñanza de la división celular, se observa un protagonismo excesivo de ciertas estructuras subcelulares (cromosomas) o momentos del proceso (metafase), en detrimento de otros igualmente relevantes (huso acromático o prometafase).

Ante la escasez de estudios que exploren qué y cómo aplican los estudiantes sus ideas del modelo de división celular en contextos de la vida real, así como de propuestas destinadas a mejorar el razonamiento científico del alumnado en relación con este contenido, investigadores del departamento de Didácticas Específicas de la Universidad Autónoma de Madrid (GICE-DICEMA) han diseñado e implementado una secuencia de actividades para alumnos 4º de ESO que aborda los contenidos de mitosis y meiosis contextualizados en problemas cercanos a su realidad, sin solución única ni obvia. 

El uso del huso 

La primera actividad, ‘El uso del huso’, consiste en explicar por qué una supuesta célula tumoral no puede dividirse tras ser tratada con un fármaco. Para ello, se demanda a los estudiantes interpretar una micrografía de una célula en división donde solo se representa el huso mitótico, concretamente, un huso monopolar. 

Los resultados, publicados en Journal of Biological Education, demuestran que este tipo de actividades fomentan el desarrollo y aplicación de conocimientos y destrezas científicas por parte del alumnado. 

De acuerdo con el trabajo, los alumnos, a través de procesos de toma de decisiones, son capaces de conectar los modelos teóricos con el resto de los datos proporcionados por los docentes, hasta llegar a una conclusión. 

“A lo largo de su discusión en pequeños grupos, van combinando distintas ideas del modelo de división celular, como la duplicación y migración de centrosomas, la polimerización de microtúbulos o la interacción de microtúbulos y cromosomas desde prometafase, que de otra forma podrían no haber considerado”, detallan los autores. 

De este modo, el trabajo destaca la relevancia de conocer el desempeño de los estudiantes durante la resolución del problema, más que el producto final, dado que identificar las decisiones tomadas ayuda a comprender qué ideas del modelo mitótico son capaces de manejar y combinar. 

“La importancia de esta investigación radica en que demuestra la realidad de lo que ocurre cuando los estudiantes se enfrentan a una actividad sin solución evidente, algo que no suele ocurrir en el día a día de muchas aulas de Biología”, concluyen los autores.

El trabajo fue realizado gracias a un contrato de investigación predoctoral de la Universidad Autónoma de Madrid, en el marco de dos proyectos I+D+i [PGC2018-096581-B-C22; EDU2017-82688-P] y de la Cátedra UNESCO de Educación para la Justicia Social.

 

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!

Onda Cero Madrid Norte

Charla UAM: ¿Cuál es la efectividad de las vacunas anti-covid?

Escrito hace

5 días

el

22/11/2022
Cartel charla probando vacunas covid19 UAM Casa de Fieras

‘Probando la efectividad de las vacunas anti-covid en el laboratorio’, este jueves 24 de noviembre en el Ciclo Ciencia UAM en la Casa de Fieras

El ponente de la charla es el profesor de microbiología de la UAM, Iván Ventoso.

¿Cuál es la efectividad de las vacunas anti-covid? El profesor de microbiología de la UAM, Iván Ventoso, ofrece una charla sobre su prueba en laboratorio dentro del ciclo Ciencia en Casa de Fieras. Charlaremos con él.

La Biblioteca Pública Eugenio Trías continúa con la V Edición de Ciencia UAM en Casa de Fieras, sesiones en las que diferentes investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid realizarán charlas informales, acercando así su trabajo científico al público general fuera del ámbito académico, en la antigua Casa de Fieras del Parque del Retiro de Madrid.

«Nada mejor para creer en la eficacia de las vacunas que comprobarla por nosotros mismos en el laboratorio». Esto es lo que han hecho los estudiantes de Bioquímica de la Universidad Autónoma de Madrid durante sus prácticas de tercer curso.

Usando un sistema experimental sencillo y seguro, han podido confirmar la eficacia de una de las vacunas anti COVID-19 frente a varias de las variantes del virus SARS-CoV-2 que han surgido durante la pandemia. Ahora nos contarán los resultados obtenidos y nos hablarán de la ciencia que hay detrás de las vacunas.

PROBANDO LA EFECTIVIDAD DE LAS VACUNAS ANTI-COVID-19 EN EL LABORATORIO

Con Iván Ventoso y estudiantes de 4º curso de Bioquímica de la UAM

JUEVES 24 de noviembre de 2022, 19:00h

Iván Ventoso Bande es profesor titular de Microbiología de la UAM e investigador en virología de virus RNA en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO). Participarán en la conferencia estudiantes de 4º curso Bioquímica de la UAM: Violeta Gallego Rodríguez, Paula Casasano Mateos, Ana Romo Gallo, Ricardo Pérez Velasco, Estrella Isabel Sayago, Borja Medina de las Heras y Joel Medina.

https://www.uam.es/uam/investigacion/cultura-cientifica/actividades/ciencia-uam-casa-fieras-noviembre22

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

UAM

El pescado azul puede prevenir y mejorar el dolor en personas mayores

Escrito hace

2 semanas

el

16/11/2022
pescado dolor disminución mayores

El pescado azul puede prevenir y mejorar el dolor en personas mayores

   ·   El pescado azul, así como algunos de los nutrientes que aporta (como la vitamina D y las grasas omega-3), se asocian a menor incidencia y a una mejor evolución del dolor entre los mayores de 60 años.

   ·   Así lo constatan dos estudios liderados por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el CIBERESP y el instituto IMDEA-Alimentación.

Casi 1.500 millones de personas en todo el mundo sufren dolor habitualmente. La cifra aumenta cada año mientras que los especialistas aún no saben bien cómo prevenir este síntoma.

Por otro lado, también hay dudas sobre cómo tratar el dolor sin recurrir a fármacos como los antiinflamatorios o los opiáceos, ya que estos, aunque efectivos, muchas veces tienen efectos secundarios, especialmente en personas mayores, que suelen tomar varios medicamentos de manera rutinaria.

En consecuencia, cada vez hay más interés en conocer cómo los alimentos y nutrientes pueden afectar al dolor.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el CIBERESP e IMDEA-Alimentación han identifico que el consumo de pescado azul se asocia a menor incidencia y a una mejor evolución del dolor entre los mayores de 60 años.

“La vitamina D tiene acciones sobre el metabolismo óseo, la inflamación y la regulación del sueño, mientras que las grasas omega-3 tienen acciones antiinflamatorias y analgésicas”, explican los autores.

“Dado que ambos nutrientes —agregan— se pueden ingerir como parte de la dieta, especialmente a través del pescado, nos propusimos comprobar si un mayor consumo de pescado e ingesta de vitamina D y grasas omega-3 se asociaba con la aparición y evolución del dolor”.

Sus resultados han sido recientemente publicados en las revistas Nutrients y Clinical nutrition.

Vitamina D y grasas omega-3 del pescado azul

Para evaluar su hipótesis, los investigadores utilizaron datos de la cohorte ENRICA-Seniors-1, compuesta por 950 personas mayores de 60 años procedentes de toda España, a las que monitorizaron durante cinco años.

“Esta manera de analizar los datos no fue casual, ya que nos permitió minimizar la causalidad reversa, es decir, estar más seguros de que era el consumo de pescado y sus nutrientes el que modificaba el dolor, y no a la inversa”, explican.

Al analizar los datos, los investigadores comprobaron que un mayor consumo de pescado azul (entre una y dos raciones a la semana) se asociaba con un riesgo un 32% más bajo de aparición de dolor después de cinco años, así como con una probabilidad un 30% menor de empeoramiento del dolor.

“Nos llamaba la atención que solamente el consumo de pescado azul, y no el de pescado blanco, se relacionara con un menor riesgo de dolor”, detallan.

“Estas diferencias probablemente se debieron al mayor contenido en vitamina D y grasas omega-3 del pescado azul, ya que estos dos nutrientes también se asociaron con menor incidencia y mejor evolución del dolor. Por ejemplo, una ración de sardinas o caballa podría aportar hasta cinco veces más vitamina D y tres veces más omega-3 que una ración de merluza o calamares, según los datos de las tablas de composición de alimentos españolas”.

Con la cautela necesaria, al tratarse de un estudio sólo en personas mayores, los investigadores consideran que estos nuevos datos apoyarían el consumo de pescado azul (así como la ingesta de vitamina D y grasas omega-3) como herramientas para la prevención y tratamiento no farmacológico del dolor, campos en los que, recuerdan, “existe poca evidencia, a pesar del elevado coste que el dolor tiene para la sociedad, debido al uso del sistema sanitario, la discapacidad y la pérdida de productividad laboral asociadas.”

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo