Conecta con nosotros

Sanidad

Psicología en la Onda: Síndrome de Asperger

Publicado

el

En 1944 un pediatra austríaco llamado Hans Asperger observó niños que tenían dificultades para integrarse socialmente. Esta patología la llamó » psicopatía autista» y la describió como un trastorno de la personalidad marcado por el aislamiento social.

En 1981 Lorna Wings, una médico inglesa, publicó estudios de casos similares y lo llamó «Síndrome de Asperger».

En 1994 fue agregado al manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales IV (DSM-IV) el libro de referencia diagnostica de la Asociación Psiquiátrica Americana.

¿Qué es ?

Es una variación del autismo menos severa en el que el lenguaje se encuentra conservado a excepción del componente pragmático. Es un  trastorno del neurodesarrollo que se caracteriza por :

  • Problemas en la interacción social ( Habilidades sociales): Les cuesta mostrar empatía por los demás, 
  • Dificultades en la conducta (obsesiones, repeticiones): Les gusta las rutinas y/o rituales repetitivos , tienen intereses limitados y absorbentes hasta excluir cualquier otro tema. Pueden interesarse por trenes, aspiradoras, banderas, freidoras o cualquier otro mono tema.
  • Dificultades en la comunicación/lenguaje: Pueden hablar de una forma muy formal o monótona y tomar figuras retóricas de forma literal.

 Pueden hablar con falta de ritmo , inflexión, tono monótono, Su comunicación no verbal puede tener uso restringido de gestos y expresiones faciales limitadas , mirada peculiar y rígida.

Son niños que presentan un retraso en el desarrollo motor, pueden tener dificultades para montar en bicicleta o agarrar una pelota. Suelen tener mala coordinación y una marcha forzada o dando brincos.

¿Cómo detectarlo a tiempo?

Existe la presencia de comportamientos que alertan sobre la posibilidad de este trastorno.

  1. contacto ocular anormal
  2. retraimiento
  3. No responder a su nombre
  4. falta de juego interactivo

5.Falta de interés por los demás

La primera alarma suele saltar en la revisión del niño sano, o en las guarderías.

¿Qué pueden hacer los padres en casa? 

  1. Observar las Señales de alarma
  2. Contactar con un Profesional
  3. Realizar una Valoración
  4. Diseño de Objetivos y Tratamiento

Estrategias educativas 

Para poder aplicar cualquier estrategia educativa en TEA es importante tener en cuenta el nivel madurativo del niño. 

  1. Establecer rutinas en casa 

Les facilitará poder organizarse, les brindará seguridad saber que viene después. Podemos facilitarles un horario con las actividades y colocarlo donde puedan verlo. 

  1. Definir reglas claras, breves y precisas 

Las reglas han de describir lo que el niño tiene que hacer, no puede ser  «recoge tu cuarto», «pórtate bien»… ya que son peticiones/órdenes muy generales. Podríamos decirle: 

Recoge tu cuarto: «haz tu cama, dobla la ropa y guárdala en el armario».  

Pórtate bien: «préstame atención, obedece a la primera..» Se pueden escribir las normas para que sean visibles. 

Es importante cuando les hablemos el contacto ocular y cerciorarnos de que lo han entendido. 

Mantener un sistema de autoinstrucciones les ayudará en la ejecución de las rutinas y mejorará su autonomía en casa. 

  1. Las conductas positivas obtendrán un refuerzo inmediato 

Si la conducta es adecuada la consecuencia es positiva (refuerzo). Si no lo fuera tendrá una consecuencia acorde (refuerzo negativo o pérdida de privilegio). 

La consecuencia ha de ser inmediata, proporcional y consecuente. 

  1. Facilitar herramientas para modificar su conducta 

Las técnicas más utilizadas son: la economía de fichas como reforzador, y la extinción y el tiempo fuera para extinguir conductas inadecuadas. 

En la actualidad la herramienta que más aconsejamos es conectar con la emoción y redirigirla. Técnica que ya explicamos en el post de educar en positivo. 

  1. Enseñarles autonomía en las actividades de la vida diaria 

Vestirse, comer, cuidado personal, dependiendo de las capacidades de cada niño o adulto. 

En el caso de niños con adaptación o sin adaptación curricular: 

Empezar los deberes con las necesidades fisiológicas hechas (beber agua, merendar, hacer pis) hará que no interrumpan la actividad. Podemos estar a su lado realizando los deberes pero nunca hacerlos por él, nuestra presencia ha de ser para ayudarle a concentrarse. 

Establecer un horario para los deberes en el que haya un principio, un descanso y un final. Al finalizar este tiempo si los deberes no se han terminado se llevarán sin hacer. Los descansos servirán para realizar sus necesidades fisiológicas, nunca para jugar ni ver la tele. 

  1. Cuidar su autoestima 

“Llámame malo y seré malo, llámame bueno y seré bueno”. 

Procurar no hacer comentarios como «eres malo, eres un desastre, lo haces todo mal, no sabes hacer nada, no te portas bien». 

Reforzar el éxito y no el fracaso como «¡Qué bien lo has hecho! te has portado fenomenal». 

Aquello que haga bien, reforzarlo socialmente. 

Debido a las características de este trastorno la identificación de los primeros síntomas y la intervención en atención temprana son los pilares fundamentales. Esto permitirá atenuar la intensidad de las manifestaciones características del trastorno y posibilitará la creación de estrategias de adaptación al entrono.

Onda Cero Madrid Norte

Go Day, un día para concienciar sobre el cáncer ginecológico

Publicado

el

Mujeres con los labios morados en el go day de cáncer ginecológico

  • El 20 de septiembre se celebra el Go Day, el Día Mundial del Cáncer ginecológico

  • En España, la asociación sin ánimo de lucro ASACO busca dar apoyo e información a las pacientes con este tipo de cáncer

  • El cáncer ginecológico es el segundo tumor más frecuente en las mujeres

El 20 de septiembre, es el Día Mundial del Cáncer Ginecológico, que representa la tercera causa de muerte por cáncer en la mujer tras el tumor de mama y el de pulmón. Conocemos las características propias de este tipo de cáncer con la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario y Ginecológico.

El término cáncer ginecológico agrupa cinco tipos de tumores: el de ovario, endometrio, vulva, vagina y cuello de útero, aún muy desconocidos por la sociedad general.

En España se diagnostican unos 3.600 nuevos casos de cáncer de ovario anualmente. A través de información, sensibilización y concienciación, ASACO busca facilitar un diagnóstico más temprano ya que el 80% de los casos de cáncer de ovario, se diagnostican en estadios III y IV, alcanzando la mortalidad hasta el 60% de estas pacientes.

Todavía no existe una técnica o método para la detección precoz del cáncer de ovario. Sólo el 20% de las pacientes se diagnostica en estadios iniciales de la enfermedad. Esto se debe principalmente a que no hay signos ni síntomas específicos al comienzo de la misma, lo que hace que las pacientes acudan a la consulta cuando el cáncer de ovario ya se ha diseminado y es más difícil de curar.

Es importante saber que la citología que se realiza en las revisiones ginecológicas rutinarias no es un método de diagnóstico para el cáncer de ovario. Resulta necesaria una ecografía transvaginal y la detección de un marcador en sangre.

Los síntomas, clave en la detección precoz

Síntomas frecuentesSíntomas menos frecuentes
Hinchazón abdominalNecesidad de orinar frecuentemente
Dolor pélvico y abdominal persistenteEstreñimiento o diarrea
Aumento del tamaño abdominal, con sensación de plenitud continuaDolor de espalda inexplicable que empeora con el tiempo
Pérdida del apetito y sensación de estar lleno rápidamenteCansancio excesivo
Pérdida o aumento del peso sin causa conocida
Náuseas y vómitos
Sangrado vaginal y alteraciones del ciclo menstrual

Sobre ASACO

Desde su comienzo en 2011, la función de ASACO es dar apoyo e información a las pacientes con Cánceres Ginecológicos a fin de mejorar su calidad de vida y sus tratamientos, apoyar la investigación y abogar ante la administración pública por conseguir los mejores centros y tratamientos para las pacientes.

ASACO es una asociación sin ánimo de lucro y declarada de Utilidad Pública desde noviembre del 2018.

Continuar leyendo

Sanidad

Ha empeorado la atención que se presta al ciudadano y no se dispone del tiempo suficiente para cuidarlo

Publicado

el

  • Una macroencuesta realizada por SATSE visibiliza que las enfermeras madrileñas consideran que con la pandemia ha empeorado la atención que se presta a los usuarios en su unidad/centro (el 87’58% de las encuestadas así lo piensa) y que no disponen del tiempo suficiente para prestar a sus pacientes la atención más adecuada (87’74%).

  •  Se confirma, igualmente, que las enfermeras/os madrileñas creen (89’94%) que, coincidiendo con la pandemia del Covid19, han empeorado sus condiciones laborales.

SATSE.- Un porcentaje muy elevado de enfermeras, demasiado, consideran que no disponen del tiempo suficiente para prestar a sus pacientes la atención más adecuada (el 87’74%) por lo que cuando acaban su turno de trabajo tienen, aún, actividades por realizar (lo indican el 70’59% de las enfermeras encuestadas).  Consecuencia de este hecho es que muchas (casi el 60%) han de prolongar su turno de trabajo para realizar actividades que no han podido llevar a cabo en su jornada habitual.

Este es uno de los datos más significativos de la macroencuesta realizada por SATSE que visualiza muchos de los problemas que afectan a la profesión y que desde el Gobierno regional ignoran. “Es dramático que un 88’94% de las enfermeras/os encuestadas consideren que sus condiciones de trabajo han empeorado considerablemente desde que comenzó la pandemia o que más de la mitad reconozcan que deben prolongar su turno de trabajo para realizar actividades a las que no ha tenido tiempo (el 59’84% de las encuestadas)”, explican desde SATSE Madrid.

Otro dato significativo es que más de 87% de las enfermeras encuestadas/os considera que su unidad o centro de trabajo no dispone del personal suficiente para prestar la atención más adecuada y que muchas de ellas, más de la mitad, afirman que la dirección las ha desplazado de su puesto habitual (un 51’44%) con los problemas de adaptación que esto conlleva tanto en el aspecto personal como en el de los cuidados que ofrecen a sus pacientes.

Antes y después de la pandemia de Covid19

Desde 2012, SATSE lleva realizando encuestas periódicas para conocer la percepción de los profesionales de Enfermería sobre diversos aspectos de la atención sanitaria, el nivel de estrés que soportan, etc. por lo que es posible establecer comparaciones con datos de antes y después del Covid19.

La comparación de estos datos de antes de la pandemia (desde 2017) con actuales ofrece un resultado poco esperanzador, explican desde SATSE Madrid. Así, las encuestas realizadas entre 2017 y 2020 mostraban que el 71’69% pensaba (antes del Covid19) que sus condiciones laborales eran malas. Tras iniciarse la pandemia, el porcentaje subió al 89’94%.

Sobre la atención que se presta a los usuarios en la Unidad o centro de trabajo, en prepandemia las enfermeras/os consideraban que había empeorado en los últimos años en un 70%. Tras la pandemia, lo afirman el 87’58%.

La dotación de personal siempre ha sido el talón de Aquiles de la sanidad madrileña y así lo afirman los profesionales en las encuestas que se llevan periódicamente a cabo. En encuestas anteriores a la pandemia, el 82’52% afirmaban que era insuficiente para prestar la atención más adecuada, disparándose este dato hasta el 87’08% en la encuesta realizada en plena pandemia, lo que significa que los profesionales siguen considerando “muy insuficientes” los anunciados refuerzos de personal que se han llevado a cabo desde la Administración Sanitaria regional.

“Urge dar una respuesta válida, que pasa ineludiblemente por ampliar las plantillas de enfermeras, enfermeras especialistas y fisioterapeutas y por desbloquear una situación que es inaguantable: No es posible que las últimas OPEs, que se realizaron hace ya más de dos años, sigan sin resolverse y que éstas no sirvan para crear ni un solo puesto de trabajo ya que lo único que hacen es estabilizar el ya creado”, finalizan desde SATSE Madrid.

Continuar leyendo

Escúchanos Onda Cero Madrid Norte On line

Madrid 24 horas