logo onda cero

ESCÚCHANOS ONLINE

La Iberozona

La Iberozona: Extraterrestre, prehistórico, todoterreno…5 curiosidades de los gallipatos

Escrito hace

7 meses

el

Antonio Martín, La Iberozona Empezamos el programa de hoy con un ejercicio de abstracción. Quiero que visualicéis un animal que se llama “gallipato”. No, no es una trola como la de los gamusinos que a todos nos han colado de pequeños, es un animal de verdad y de hecho es un auténtico icono de la Sierra Norte de Madrid. Y, por supuesto, de la Asociación Iberozoa, quienes nos van a presentar a este simpático ser. 

No es un gallo ni un pato, es un anfibio urodelo, es decir una salamandra, un tritón, de hecho es el más grande de Europa y es un endemismo iberomagrebí. Tampoco es lo mismo que un lagarto, que es un reptil: el gallipato es un anfibio con cola. Si lo ves por primera vez pensarás que es un bicho extraterrestre o prehistórico… ¡y habrás acertado en ambas afirmaciones! Hoy vamos a conocer 5 curiosidades del gallipato.

Reproducción peculiar

Los anuros (sapos y ranas) de la Península se reproducen mediante el amplexo, los urodelos realizan rituales muy variados y depositan paquetes de esperma. El gallipato hace las dos cosas: deposita un espermatóforo, pero es el único de nuestros urodelos que realiza amplexo, y desde una posición digna del Kamasutra… ¡Agarra desde abajo y retorciendo los brazos! Además, tienen más aguante que cualquiera, pueden permanecer varios días en esa posición. Para facilitarlo, los machos desarrollan callosidades nupciales en sus manos y brazos (son engrosamientos de queratina en la piel, esto escrito). Esto permite diferenciar a los machos de las hembras.

Todoterreno y limpiafondos

Los gallipatos llevan el modo de vida anfibio al extremo, hasta el punto de que cambian la forma de su cuerpo según donde vayan a vivir la próxima etapa, alternando una fase terrestre y una acuática. Esta alternancia les permite colonizar todo tipo de sitios: charcas y canteras, abrevaderos, piscinas, zonas urbanas e incluso alcantarillas. Y es que el gallipato tiene una tolerancia excepcional a la contaminación, pudiendo vivir en sitios impensables para otros anfibios.  Algunas poblaciones viven en cuevas o son capaces de pasar toda su vida en el agua, sin pisar tierra. Hay que añadir que se alimenta de prácticamente todo lo que hay en la charca: invertebrados, huevos y larvas de otros anfibios, pequeños animales o incluso carroña: son los limpiafondos de nuestras charcas, eslabones fundamentales de los ecosistemas que habitan.

A partir de aquí las cosas se empiezan a poner raras.

Atragantabueyes

Sin duda lo más característico del gallipato es su mecanismo de defensa, el cual roza el  masoquismo. Cuando se siente amenazado, arquea su cuerpo y, gracias a unas articulaciones existentes entre las costillas y las vértebras. Es capaz de rotar y colocar sus costillas hacia delante, perforándole la piel. Al estar tan afiladas, a un depredador se le hace imposible manipularlo y mucho menos tragarlo. Y ¡encima las heridas que le produzca se llenarán de veneno! Pero, a pesar de herirse también, es inmune a sus toxinas, y no solo eso, cuenta con sustancias antimicrobianas que impiden la infección de sus heridas para que estas sanen rápidamente. Si sumamos este mecanismo de defensa al hecho de que suela habitar fuentes para el ganado, entendemos por que en algunas regiones se le conoce como Atragantabueyes (ofegabous).

Viajero espacial

Ya os dije que habéis pensado bien si habéis atribuido este animal a los extraterrestres: el gallipato es una de las especies modelo escogidas para experimentar en el espacio exterior. De hecho ha habido más gallipatos en el espacio que humanos. El objetivo es estudiar el sistema inmunológico y el crecimiento de tejidos en condiciones de poca gravedad. Es bien sabido que la capacidad de regeneración de los anfibios es sorprendente, ¡pero parece ser que en el espacio es aún más eficiente! Estos resultados serán aplicados a tratamientos médicos en el futuro.

Pleurobot

Tal es la inspiración que genera el gallipato y su impacto en la ciencia que incluso se ha creado un robot usado en investigación que refleja a nuestro querido anfibio en su nombre: Pleurobot. Puede parecer un capricho tonto, pero nada más lejos de la realidad. El funcionamiento de este robot se basa en el movimiento del gallipato: que un animal tan primitivo sea capaz de coordinar dos movimientos tan distintos, uno torpe y lento en tierra y otro grácil y rápido en el agua, tiene implicaciones biomecánicas y neurológicas sorprendentes que son las que imita el robot. Tener este modelo robótico como apoyo nos ayuda a conocer más sobre la locomoción de los vertebrados y la relación entre el sistema nervioso y el movimiento.

Pero si por algo destaca es por su implicación en la medicina. Estudiar la mecánica y funcionamiento de Pleurobot ayuda a la investigación acerca de extremidades biónicas o de lesiones en la médula espinal. Así que el gallipato no solo repara partes de su cuerpo, ¡también ayuda a que nosotros podamos reparar el nuestro!

Con todas estas curiosidades no es de extrañar que este animal sea un icono de la fauna ibérica y de los niños y familias que participan en las actividades de Iberozoa, ya que allí conocen a Walter, quien les transmite todo este valor que tiene esta especie y los anfibios. Es el mejor ejemplo de cómo estos animales tienen más implicaciones de las que pensamos, no sólo ecosistémicas. También en cuanto a evolución e historia natural, cultura e incluso nuestro día a día y la medicina. Un animal icónico que por desgracia, al igual que la mayoría de los anfibios, cada vez es más escaso y debemos proteger allá donde esté. Como ocurre con los proyectos que llevamos a cabo en Tres Cantos y de los cuales hablaremos otro día. ¡Hasta la próxima!

Enlace al vídeo de Iberozoa con toda la información completa sobre el gallipato: https://youtu.be/28opHTwXdSo 

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!

La Iberozona

Asociación Iberozoa: ¿qué es y qué hacen en Madrid Norte?

Escrito hace

10 horas

el

04/07/2022

En este programa nos dedicamos a comentar las especies y curiosidades de la fauna ibérica, pero hemos hablado de forma superficial acerca de la entidad que da nombre a este espacio: la Asociación Iberozoa. Hoy, sus dos fundadores, Antonio Martín y Javier Mugueta, expondrán qué es y cómo puedes participar en la zona de Madrid Norte.

Iberozoa nació como una iniciativa en la Universidad Autónoma de Madrid de tres estudiantes de Biología en 2016. El crecimiento en redes sociales y la interacción con numerosos sectores científicos y profesionales, acompañado del trabajo de campo, llevó a la expansión de la idea entre más personas y a trabajar de forma interdisciplinar. Así, en julio de 2020 se fundó la Asociación a nivel nacional. Hoy en día somos más de 150 socios en todo el territorio nacional, aunque sin duda la Comunidad de Madrid es nuestro mayor ámbito de actuación, pero también tenemos sedes en Murcia, Cuenca, Valencia, Cáceres y León, además de 10 secciones de distintas temáticas y con sus respectivos coordinadores: aves y mamíferos, botánica, entomología… La mayoría somos jóvenes emprendedores vinculados a la Biología y las Ciencias Ambientales que buscan labrar su futuro, por ello nuestros tres objetivos son claros: divulgación, conservación y desarrollo laboral.

Aquí en Madrid Norte nos movemos principalmente haciendo rutas. Tenemos dos núcleos definidos: Tres Cantos y la zona de la A-1 (Pedrezuela, Guadalix, el Molar…). Este año hemos hecho más de 20 rutas en ambas zonas y han acudido más de 400 personas. En ellas vemos todo lo que comentamos en este programa y mucho más: cualquier planta, insecto, reptil… tiene mucho que contar. Acompañamos todo esto de otros materiales, juegos o dinámicas para que cada vez que repitamos ruta por alguna zona, por ejemplo Valdeloshielos en Tres Cantos, lo veas con ojos distintos: mitología, ruta nocturna, ruta ornitológica, de rastreo, de usos tradicionales de las plantas, de adaptaciones de la flora mediterránea… Muchas de estas rutas las organizamos por nuestra cuenta, pero otras suelen ser en colaboración con los ayuntamientos, pero de todos y al igual que todas nuestras actividades las anunciamos siempre en el inicio de www.iberozoa.com, que se actualiza cada semana, y sobre todo en redes sociales.

Paralelamente a esto destacan las actividades de Iberozoa Junior: Educación Ambiental a familias y peques. La mayoría de estas actividades las hacemos con los colegios e institutos, como si fuera la típica salida del cole: algunos ejemplos son gymkhanas de seres vivos, el día de las serpientes o taller de polinizadores. Cada actividad tiene un diseño propio elaborado por nosotros y las vamos repitiendo según la demanda en distintas zonas, colegios o con ayuntamientos en aulas ambientales, como en el caso de Tres Cantos, gracias a un catálogo de actividades que cualquiera puede consultar. De hecho este catálogo acabó transformándose en otra propuesta: una actividad extraescolar, naturaleza en el huerto, donde no solo mantenemos este espacio en el colegio, también traemos pequeñas dosis de la naturaleza que nos rodea, como en este programa. También tenemos Iberozoa Senior, que es básicamente lo mismo pero aplicado a la tercera edad y con más elementos de botánica y artesanía. La naturaleza otorga muchísimos beneficios cognitivos y anímicos para cualquier persona. Por último, para acompañar todo este proceso, tenemos unos personajes diseñados por Javi que son especies únicas de la fauna ibérica con aspecto de dibujos animados: Walter el gallipato, escalerita la culebra de escalera, rizos la medusa, berto el águila imperial… Todos estos bichos aparecen en cuadernillos y materiales para acompañar las explicaciones y hacer el proceso más divertido.

También ofrecemos formación profesional, por ejemplo a profesores de instituto sobre cómo integrar la biodiversidad en sus aulas y temarios, o a monitores de ocio y tiempo libre para que incorporen la Educación Ambiental en sus dinámicas. Ofrecemos cursos específicos, de entomología, de rastreo, de plantas medicinales, de ornitología, jornadas micológicas… Estos cursos y las experiencias de observación de fauna como objetivo cabra montés, objetivo lince y objetivo oso suelen convertirse en auténticas aventuras y jornadas de convivencia en la que la gente suele salir encantada, de hecho las plazas de estas actividades se suelen llenar en menos de 24 horas. Lo importante para nosotros no es que te vuelvas con una foto a casa del bicho en cuestión, sino que comprendas dónde vive, cuales son sus amenazas y cómo interpretar su biología, lo veas o no, aunque los solemos ver junto a otras muchas especies.

También organizamos eventos y tenemos otros formatos de divulgación: este programa mismamente o  la intervención durante más de un año en el periódico Norte Tres Cantos con una sección propia, podcast como Radio Iberozoa que podéis consultar en Youtube y Spotify… Destacan las exposiciones fotográficas y de objetos naturales como “Fauna y Diversidad de la Sierra de Guadarrama”, que empezó en Septiembre en Becerril de la Sierra y que ahora está en los centros juveniles del Ayuntamiento de Madrid, “El mar en imágenes” que incluye acuarelas e infografías y está expuesta en el restaurante Espacio Orgánico de Alcobendas o la exposición “Héroes de 6 patas”, donde se destaca la importancia de los insectos y la polinización, expuesta actualmente en la Biblioteca Municipal Blanca de Igual del Molar. También estamos elaborando guías de naturaleza en Tres Cantos que saldrán a la luz dentro de poco y hemos organizado, junto con ANAPRI, ARBA 3Cantos y Biotura, los Biomaratones estacionales, eventos de ciencia ciudadana donde la gente sale al campo a registrar especies con sus dispositivos y crear una base de datos, además de pasar un buen día de campo.

Por último, no queremos irnos sin hacer mención a la investigación y conservación, elementos que deben ir de la mano en la elaboración de proyectos medioambientales. Muchos estudiantes de hecho han hecho sus TFGs y prácticas con la asociación acerca de estos proyectos, destacando el de rescate de fauna y efectos trampa, el impacto del césped artificial en las aves urbanas y sobre todo los estudios de la herpetofauna urbana de Tres Cantos, principalmente de los anfibios del Parque Norte que se asentaron en la zona tras la creación de charcas temporales por las obras y cuyo avance compromete su supervivencia, o la creación de refugios de fauna para reptiles y otros pequeños animales en los parques de la zona, en colaboración con ARBA Tres Cantos y el ayuntamiento. Nuestra idea es estudiar la ecología de los animales de estos espacios para adaptar medidas de conservación eficaces que permitan conectar el hábitat, por ejemplo charcas, y así garantizar que se sigue manteniendo la biodiversidad a la par que los ciudadanos usan estos espacios.

Todo esto en tan solo los dos años en la zona de Madrid Norte… aún nos queda mucho por recorrer. Sin duda ha sido posible gracias a la implicación de la gente que se ha unido a la causa que comenzó en esa cafetería de la UAM, su capacidad y ganas de trabajar y de hacer el mundo un lugar mejor que el que encontramos y por supuesto a toda la gente e instituciones que nos apoyan y confían en nosotros, como mismamente vosotros desde Onda Cero Madrid Norte que nos habéis dado una oportunidad de oro con la Iberozona.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

La Iberozona

La Iberozona: Hoteles, colmenas, y zumbidos

Escrito hace

1 semana

el

27/06/2022





¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Madrid 24 horas

PUBLICIDAD